Tiger está de vuelta

El estadounidense asciende al octavo lugar, mientras que el mexicano Ancer cae hasta el sitio 35

EXPECTATIVA. Woods fue seguido una vez más por una gran cantidad de aficionados. Foto: EFE
EXPECTATIVA. Woods fue seguido una vez más por una gran cantidad de aficionados. Foto: EFE

Y Tiger Woods despertó.

Luego de hacer el jueves un score de 71 golpes, la estrella del golf mundial sacó ayer una mejor versión de su juego en conjunto, y se puso en contención con un 66 en la tarjeta, que le permitieron escalar del sitio 25 hasta el octavo, durante la segunda ronda del WGC-Mexico Championship, en el Club de Golf Chapultepec.

En punto de las 11:51 horas, Woods comenzó a jugar por el tee del hoyo 10 junto a su compatriota Bryson DeChambeau y de Abraham Ancer, único mexicano en el field de un evento que repartirá una bolsa de 10 millones 250 mil dólares en premios.

Un total de seis birdies (12, 14, 15, 18, 3 y 5) y un bogey (17) fue el saldo para Woods, que le permitió sumar 137 golpes (-5) para meterse al Top 10, en su debut profesional en nuestro país.

Estoy un poco más familiarizado con el campo de golf, dijo Woods. Tengo una mejor idea de los tiros de salida, las líneas, los approachs y los greenes, pude sentirlo mejor que ayer. Ayuda a tener un mejor vistazo competitivo, agregó el segundo jugador con más victorias en la historia del PGA Tour, con 80.

El tiro del día para Woods fue el approach al green en el 18. Bloqueado por un árbol a la derecha del fairway, Tiger no tuvo más remedio que doblar las muñecas para meterle efecto de izquierda a derecha y la bola pegó en el green y dobló hacia la bandera ante el delirio de los aficionados.

Mientras Woods subía, Ancer caía 10 posiciones con respecto a la víspera, tras una segunda tarjeta con 72 golpes, para un global de 143 (+1). El oriundo de Reynosa, Tamaulipas, marcó en su tarjeta cuatro birdies en el 12, 15, 1 y 2; un doble bogey en el 13 y tres bogeys ( 18, 5 y 8).

Fue una ronda muy parecida a la de ayer (jueves), dijo Ancer. Es un poquito frustrante porque le estoy pegando bien a la bola y no le estoy sacando nada de provecho a las rondas. Siento que dejé muchos birdies hoy, pero como quiera, estoy ahí, y con una buena ronda me puedo meter al torneo y con un buen fin de semana puedo subir muchos lugares y más que nada en un campo como éste, agregó.

El líder del torneo es el estadounidense Dustin Johnson. Él ya tiene experiencia en este torneo, pues en 2017 fue el primer campeón del WGC-Mexico Championship cuando el evento se mudó de Florida a la capital mexicana. Ya conoce la cancha y la dureza de las ondulaciones de los greenes.

Johnson aprovechó ayer que el primer líder, el norirlandés Rory McIlroy tuvo una ronda irregular de 70 golpes, y cayó al segundo puesto, empatado junto al estadounidense Matt Kuckar (67), quien ya también sabe lo que es ganar en suelo mexicano al llevarse la última edición del Mayakoba Golf Classic de 2018, con globales de 133, nueve menos.

Mientras que Dustin no ha hecho un sólo bogey en 36 hoyos. Ayer hizo cuatro birdies, en los hoyos 4, 6, 10 y 12, para que su nombre se colocara en el lugar más alto con 131, 11 abajo.

Hay hoyos donde puedes ser agresivo y tengo un plan de juego muy bueno. Realmente no juego demasiado agresivo aquí, pero cuando puedo, intento serlo y darme oportunidades de birdie, agregó Johnson, quien busca mañana su victoria 20 en el PGA Tour.

 

Por HÉCTOR JUÁREZ CEDILLO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaPara tener la franquicia de un equipo LFA, la organización solicita al empresario interesado: tener capacidad técnica y administrativa. Foto: Especial.

Buscan franquiciatarios