Tejay Van Garderen gana etapa 18 del Giro

El ciclista estadounidense supera al español Mikel Landa en un gran cierre; Tom Dumoulin se afianza como el líder de la vuelta italiana

FOTO AFP.
FOTO AFP.

El estadounidense Tejay Van Garderen (BMC) ganó la decimoctava etapa del Giro de Italia, de 137 kilómetros, entre Moena y Ortisei, al superar al sprint al español Mikel Landa (Sky), con el que llegó fugado a la meta, mientras que el holandés Tom Dumoulin (Sunweb) mantuvo el suéter rosa de líder.

Landa fue superado en los últimos metros por Van Garderen tras ser el principal protagonista de la intensa etapa de hoy, en la que coronó en primera posición cuatro de los cinco puertos de montaña de la jornada, reforzando su suéter azul.

Dumoulin mantuvo con autoridad su ventaja de 31 segundos sobre el colombiano Nairo Quintana (Movistar) y de 1.12 minutos sobre el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain) en la clasificación general.

FOTO AFP. El holandés Tom Dumoulin está muy cerca de ganar la edición del Centenario del Giro

 

La de este jueves era una etapa relativamente breve desde el punto de vista de los kilómetros pero muy insidiosa, ya que contaba con hasta cinco subidas significativas: el Paso Pordoi, Valparola, Gardena, Pinei y Pontives.

Los primeros en separarse del grupo esta tarde fueron los corredores del equipo Sky, con Diego Rosa que cruzó primero el Paso Pordoi, y con el español Mikel Landa que integraba el grupo de los líderes.

El ciclista vasco cruzó en segunda posición el Pordoi y de allí se hizo con los otros cuatro puertos de montaña, reforzando de manera significativa su liderato en la clasificación de la maglia azul, que premia al mejor corredor en las escaladas.

El grupo de los perseguidores tenía unos dos minutos de distancia de la cabeza de la carrera cuando, a falta de 53 kilómetros para el final, Quintana subió el ritmo y dio el primer señal en la lucha por la maglia rosa.

Poco después de la escapada del colombiano, también Nibali cambió de ritmo, aunque Dumoulin mantuvo la calma, controlando la distancia sin la necesidad de excesivos gastos de energías.

Los corredores llegaron a los últimos diez kilómetros de la prueba con Landa y Van Garderen en la cabeza y con el grupo del líder de la general separado por 54 segundos.

FOTO EFE. La montaña fue protagonista de la Etapa

 

Allí, Quintana y Nibali asestaron unos tímidos ataques, aunque Dumoulin volvió a mostrarse seguro y dio la sensación de que tuviera la lucidez y la fuerza necesaria para gestionar su margen con autoridad.

El poderío del holandés fue aún más evidente a falta de unos 4 kilómetros para la meta, cuando fue él mismo quien invitó a sus rivales en subir el ritmo.

Quintana y Nibali rechazaron esa propuesta y prefirieron mantener sin variaciones sus posiciones, cuando sólo quedan tres etapas para que concluya el Giro del Centenario.

Sin los tres grandes de la clasificación general, Landa y Van Garderen se disputaron hasta el final la victoria de la etapa, que terminó en las manos del corredor estadounidense.

El ciclista del equipo BMC llegó detrás del vasco a la última curva y le arrebató el triunfo superándole poco antes de la línea de meta, tal y como le había pasado a Landa en Bormio, en ese caso contra Nibali.

Un minuto y 6 segundos después llegaron también Dumoulin, Quintana y Nibali, con el ciclista holandés que defendió su ventaja y que dio una señal fuerte de cara a sus opciones de conquistar definitivamente este Giro.

La decimonovena etapa se disputará este viernes, de 191 kilómetros, de San Candido a Piancavallo, con tres puertos de montaña y con una recta final caracterizada por una subida de 15 kilómetros que llega a una pendiente del 14 por ciento.

EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaFoto: Pablo Salazar

Una mujer determinada