Se roba el show

Todos querían ver jugar a Tiger Woods y Abraham Ancer, pero Rory McIlroy dijo lo contrario

PRECISO. Rory McIlroy dejó en claro en el Club de Golf Chapultepec que va por todo. Foto: Reuters
PRECISO. Rory McIlroy dejó en claro en el Club de Golf Chapultepec que va por todo. Foto: Reuters

Mientras la atención de los aficionados y medios nacionales e internacionales estaban sobre el debut del estadounidense Tiger Woods en México y del local Abraham Ancer, el norirlandés Rory McIlroy se robó el mejor score del día, con una contundente actuación durante la ronda inaugural del WGC Mexico Championship, en el Club de Golf Chapultepec.

McIlroy firmó una tarjeta con 63 golpes (-8) a partir del hoyo 10, gracias a siete birdies (11, 12, 15, 17, 2, 4 y 8) un águila (hoyo 1) y un bogey (la bandera del 6).

El jugador de 29 años, y que reapareció ayer en el torneo mexicano tras un año de ausencia, se quedó a un golpe de igualar el récord de campo que logró el año pasado el estadounidense Justin Thomas, durante la tercera jornada del certamen.

 

Me sentí sin estrés. No diría que fue fácil, dijo Rory. Pegué muchos buenos tiros, algunos birdies dados y un águila en el hoyo 1, nuestro hoyo 10. Tiré 63 en Riviera la semana pasada, pero esta ronda fue sin presión, agregó el jugador de 29 años, que busca este domingo la victoria 15 en el PGA Tour, en 12 años de carrera profesional.

 

A un golpe de distancia se colocó el campeón de este mismo torneo en 2017, el estadounidense Dustin Johnson, quien terminó con una ronda libre de bogeys de 64 golpes (-7).

 

Sólo traté de poner la pelota en el fairway y tener un buen número (en el score). Los greenes son difíciles y hoy (ayer) fue un buen día. Sentí que controlé bien la pelota y me di buenas oportunidades. Fallé algunos cortos putts, pero es algo que aquí pasa. Estoy contento con mi ronda, dijo Johnson, actual tres del mundo.

 

En el tercer sitio igualaron Justin Thomas y Matt Kuchar.

En tanto, Tiger Woods debutó ayer oficialmente en un torneo profesional en México y lo hizo con una sonrisa, debido a que el comentarista de TV Azteca Antonio Rosique gritó tres veces el nombre del jugador por un altavoz: ¡Tiger, Tiger, Tiger Woods!, el estadounidense hasta se rió.

Sí, porque dijo tres veces mi nombre, ¿no es así?, recordó el golfista estadounidense.

Y aunque Tiger arrancó mal la ronda con un doble bogey, se recuperó con tres birdies en fila (del 4 al 6) para cerrar con un bogey en el 8. Mientras que hizo un bogey en el 13 y un birdie más en el 15. Terminó en el sitio 25, con 71, para el par de la cancha.

 

La gente fue fantástica. Estaban muy metidos, emocionados y gritaban. Fue genial verlo, agregó Woods.

En tanto, el mexicano Abraham Ancer, que jugó este día por primera ocasión en su carrera junto a Tiger Woods, también igualó con el ex número uno del mundo en la misma posición, gracias a tres birdies en el 3, 9 y 10; por el mismo número de bogeys en el 5, 7 y 12.

 

Sentí bastante presión porque quiero jugar lo mejor posible enfrente de mi gente, aparte con Tiger. La segunda vuelta no fue fácil, los greenes muy pisados y difíciles de meter putts; se defendió muy bien el campo, finalizó.

 

Por  HÉCTOR JUÁREZ CEDILLO

¿Te gustó este contenido?