Cruz Azul no funciona ni con risotto

Sin hacer mucho pero beneficiado por los errores del rival, Santos Laguna venció a Cruz Azul 2-1 en partido de la séptima jornada del Torneo Clausura 2019

La victoria le permite al conjunto lagunero arribar a 10 unidades en la clasificación general, en tanto el once cruzazulino se estancó en ocho. Foto: Mexsport
La victoria le permite al conjunto lagunero arribar a 10 unidades en la clasificación general, en tanto el once cruzazulino se estancó en ocho. Foto: Mexsport

Si hay entre los europeos quien sepa de arroz, son los italianos. Para ellos, por ejemplo, el secreto de un risotto tiene que ver con el cuidado: tanto de la temperatura como de la cocción. En el caso de Pedro Caixinha, no pudo alcanzar lo al dente. El portugués recurrió a él, como una forma de resolver las presiones internas que hay su equipo. Y terminó con sabor amargo, tras caer en casa ante Santos Laguna.

En la cocina y en el campo, La Máquina fue incapaz de encontrar solución a sus problemas. Empezó ganando con un gol del argentino Milton Caraglio (23′), después de una escapada por izquierda de Jonathan Rodríguez. Pero cayó enseguida en un bache, desde lo emocional hasta lo futbolístico, y permitió la voltereta.

Al empate de Hugo Martín Nervo, producto de un riflazo de derecha sobre Julio César Domínguez (30′), lo siguió un error del paraguayo Pablo Aguilar que permitió el 1-2 de Ayrton Preciado (46′). Cuando los focos estaban puestos en resolver la sequía de su ataque, los hombres de confianza de Caixinha también fallaron.

A mitad de semana, en su casa, el portugués se había reunido con sus dos dos delanteros, Martín Cauteruccio y Milton Caraglio, con un risotto al centro de la mesa. Ya tenía tiempo que no cocinaba, confesó después el estratega. La preparación tuvo efecto los primeros minutos, al menos con Caraglio; no obstante, el final en el resultado fue el mismo que hace dos jornadas: un sabor amargo y de derrota.

Anímicamente, este Cruz Azul parece el de viejas temporadas: desconectado de sus aficionados, sumido en la irregularidad y con un técnico que, por más variantes que busca fuera del campo, no encuentra cómo levantar a su equipo. Con poco, acaso lo justo, Santos le hizo ver sus debilidades.

Ahora, La Máquina tendrá que volver a venir de abajo, lejos de la zona de calificación y con un plantel que luce golpeado desde la pasada final contra el América. Con risotto o sin él, la era de Pedro Caixinha vive uno de sus momentos más críticos en el banco de los celestes.

La prueba está en los silbidos y abucheos del Estadio Azteca; en el Jugadores, ya rómpanse la madre y el Pongan huevos, azules pongan huevos que cada vez toma más fuerza, a pesar del poco número de asistentes. La nueva realidad de Cruz Azul no tiene que ver con la cocina. Sí con más de dos décadas sin campeonatos, finales perdidas y resultados que distan de un equipo grande.

DATO

En su camino al vestuario, el técnico de Cruz Azul, Pedro Caixinha, tuvo que detener a sus jugadores de responder a los cánticos de sus aficionados, que les pedían sudar la camiseta.

 

Por Alberto Aceves
jram

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaLeón jugará la final ante Tigres, el uno y dos de la clasificación buscarán levantar el trofeo. FOTO: ESPECIAL

Avanza el líder