Oribe está en su piel

Con su traspaso a Chivas, la imagen se hizo viral e Israel fue enterándose de las burlas, los memes y las críticas de fans de otros clubes

Israel García se
tatuó el rostro y la firma del exjugador del América. Foto: Especial.
Israel García se tatuó el rostro y la firma del exjugador del América. Foto: Especial.

El primer tatuaje en la vida de Israel García se lo hizo a escondidas de sus padres, cuando tenía 13 años. Después, con el tiempo, vinieron 32 más. Entre ellos, el de Oribe Peralta, su ídolo en el América y un viejo referente de la Selección Mexicana. Ocurrió el 17 de abril del 2017.

Desde entonces, el rostro y firma de El Cepillo quedaron grabados en su brazo izquierdo, por cerca de mil 800 pesos y la promesa de un amor incondicional.

La imagen tomó relevancia en las últimas horas, con el traspaso de Oribe a las Chivas y el imparable alcance de las redes sociales. Sin conocerlos, Israel fue enterándose de las burlas, los memes y las críticas de aficionados de otros clubes, que apuntaban directamente a su tatuaje.

Me empezaron a llegar mensajes de ‘¡qué pendejo! ¿para qué lo haces?’, de gente que no conocía. Pero es mi cuerpo. Yo sé por qué lo pagué. Oribe es mi ídolo. Así sea las Chivas o al equipo que se vaya, yo no lo voy a dejar de seguir, señala, en entrevista con El Heraldo de México.

Allá, en Guadalajara, Israel desempeña labores como operador de maquinaria pesada. Lleva en su piel el escudo del América, el del Centenario, pero también el del jugador que más provocó sus emociones en los partidos.

Yo no lo subí con el plan de hacerme viral. Pero valió madre, ni modo. A mí me va y me viene lo que digan. Trabajo honradamente y, gracias a Dios, no me hace falta dinero. No soy un delincuente. Lo que no quisiera es que vieran mi cara, que me busquen en Facebook y estén diciéndome chingaderas, agrega.

El próximo Clásico Nacional, por ahora, no entra en el campo imaginario de este joven tapatío. Mucho menos un gol de Oribe con la camiseta del Rebaño.

He apostado hasta dos mil pesos, la cabellera, la ceja rasurada, pero nunca ponerme una camiseta de las Chivas. Lo veré en la tele, porque es mi ídolo. Pero hasta ahí. No me arrepiento. Tampoco tengo ningún reproche. Es el mejor delantero que ha habido en México, así digan que El Chicharito es el goleador de la Selección o que Jared Borgetti. Oribe ha hecho más que ellos. Le dio la medalla de oro a México en los Juegos Olímpicos. Me emociona mucho recordarlo, concluye.

El ídolo, entonces, será una vieja señal de pertenencia en la piel de Israel García, aunque ahora esté con el rival odiado. Paradójicamente, la oportunidad de conocerlo se le abrirá en Verde Valle, la casa de los rojiblancos, y no en Coapa como tantas veces quiso y el trabajo se lo impidió. A un entrenamiento sí iría, para pedirle un autógrafo. O una foto. Pero que primero se quite esa nueva playera que tiene. Oribe se fue de Coapa, pero no para él.

No te vayas sin ver: Oribe Peralta, protagonista de hermosos memes tras su llegada a las Chivas

Por Alberto Aceves

¿Te gustó este contenido?