Michael Jordan, su regreso a la NBA y el misterio detrás de la muerte de su padre

Su retiro de las canchas se dio el 6 de octubre de 1993 a un mes del comienzo de una nueva temporada con los Bulls

Michael y James Jordan. Foto: Archivo/ Instagram theofficialmichaeljordan

El 25 de marzo marcó el regreso al triunfo de Michael Jordan en la NBA, después de que el 18 de marzo el basquetbolista hiciera estallar las redacciones con un breve mensaje donde anuncia su regreso a las canchas.

El 19 de marzo 1995 se presentó en el juego con los Bulls, donde Jordan no logró lucir su mejor versión, pero el 25 de marzo de 1995 logró dar el tiro ganador ante los Halcones de Atlanta y tres noches después, Michael logró 55 puntos en el Madison Square Garden.

Su retiro de las canchas se dio el 6 de octubre de 1993 a un mes del comienzo de una nueva temporada de la NBA, cuando el mundo se paralizó con la noticia de que el basquetbolista del momento, Michael Jordan, anunció que dejaría la liga más importante de baloncesto, justo en el mejor momento de su carrera y a pocas semanas de haber conseguido su tercer título consecutivo con los Bulls.

En aquella tarde Jordan dijo adiós, pues aseguró que ya no sentía motivación por el juego, por lo que era momento de retirarse del deporte que lo catapultó a la fama.

Jordan tomó esta determinación después de que el 23 de julio su padre fue secuestrado, pocos días después, el 3 de agosto fue encontrado el cuerpo de James Jordan flotando en un riachuelo en Carolina del Sur.

Una vez que el FBI encontró el cuerpo, la autopsia confirmó que había sido ejecutado con un balazo en el pecho y su cadáver fue abandonado en el riachuelo.

¿Qué rodea la misteriosa muerte del padre de Jordan?

El padre de Michael permaneció en calidad de desaparecido durante 11 días, hasta que un albañil encontró su cuerpo en un riachuelo mientas pescaba.

El FBI determinó que el crimen había sido calificado como secuestro, pero el agente Chuck Richards indicó que no se tenía información sobre la solicitud de un rescate, cuestión vital cuando se trata de una situación por la privación de la libertad.

Debido al avanzado estado de descomposición de los restos y a la falta de documentos de identificación se determinó incinerar el cuerpo, pero uno de los médicos guardó uno de los dedos de las manos con los que finalmente consiguieron identificar a James Jordan.

De acuerdo con la investigación, Daniel Green y Larry Demery intentaron secuestrar al padre de Michael, pero algo se salió de control y terminaron asesinándolo.

La policía logró encontrarlos ya que usaron el teléfono de la víctima. El juicio se basó en el testimonio de Demery, quien declaró en contra de Green y en el juicio narró los hechos que llevaron a la muerte de James.

De acuerdo con Daniel, el padre de Jordan se encontraba dormido en su auto y decidieron secuestrarlo, pero su víctima se despertó y en un arranque de nervios, Green le disparó aunque hay otras versiones que apuntan a que todo se trato a un ajuste de cuentas por una deuda debido a que debía mucho dinero por apostar.

Michael y el béisbol

Dicha pérdida destruyó a MJ, cuestión que lo llevó a decidir retirarse de las canchas y una vez que superó el duelo, Jordan pensó que la mejor manera de honrar a su papá sería jugando el deporte favorito de James.

Es por eso que el basquetbolista estadounidense firmó un contrato con los Chicagos White Sox, franquicia de las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) y después completar la pretemporada con su nuevo equipo fue enviado a los Birmingham Barons, filial de la franquicia.

Su pobre rendimiento al momento de batear a la ofensiva con un porcentaje de 0,252, lo llevó finalmente a regresar a su viejo amor, el basquetbol y de esta manera conseguir su primer triunfo en su retorno a la duela un 25 de marzo de 1995.

Por: Redacción Digital El Heraldo de México
BGM

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.