Marioni asume errores tras ser expulsado ante Xolos y golpear a un aficionado rival

El DT de Pumas asegura que su único objetivo es seguir peleando por la liguilla ganándole este fin de semana a Cruz Azul

"El Barullo" reveló que ya trabaja con un coach para controlar su temperamento. Foto: Cuartoscuro

Bruno Marioni, técnico de Pumas, ha recibido dos sanciones en los últimos tres partidos: contra Juárez, en la semifinal de la Copa MX, luego de un intercambio de golpes con un aficionado; y ante Xolos, en la Liga, por apresurar el saque de Omar Mendoza en una jugada por la banda. La primera fue motivo de una sanción de dos juegos y una multa económica, mientras que esta última le impedirá dirigir la siguiente fecha.

Marioni asume la responsabilidad de sus actos, pero evita entrar en polémicas. Muestra autocrítica. Asegura que las sanciones forman parte de un proceso de crecimiento, que nada las justifica y tampoco son motivo de martirizaciones.

He cometido dos errores. No voy a justificar malas actitudes. Todos estamos en un proceso de crecimiento. Estoy aprendiendo muchas cosas y no me voy a martirizar. Esto continúa. Tengo que comprometerme a que no ocurran este tipo de polémicas, señaló en conferencia de prensa.

El carácter de El Barullo no se esconde. Se percibe en el tono fuerte, las manos tensas, cejas arqueadas y una punzante mirada ante cada pregunta. Revela que desde hace tiempo, en el club, trabaja con un coach para controlar su temperamento. Y que en los momentos buenos y malos, nadie se salva.

Todos somos responsables. Todos hemos dejado de hacer cosas. Mentiría si no digo que nos ilusiona la liguilla. Es una posibilidad muy pequeña la que tenemos y nos tenemos que concentrar en Cruz Azul, porque es un rival que nos motiva a todos, agrega.

El despido de 10 estrategas en lo que va del torneo genera una reflexión, un tanto en broma y un tanto en serio, del ex delantero argentino. Aunque no relega su responsabilidad, dice que los mensajes de los medios de comunicación ejerce una presión determinante en el ánimo de directivos y aficionados.

Espero que ya no cesen a más técnicos (se ríe). Todos los equipos tienen situaciones diferentes y ustedes influyen mucho para que los directivos tengan menos paciencia. No los responsabilizo, la responsabilidad es nuestra. Pero la presión que se ejerce termina por determinar decisiones apresuradas, concluye.

Los universitarios enfrentarán el próximo sábado a Cruz Azul, con el cuchillo entre los dientes y la única opción de ganar, para seguir ilusionándose con la liguilla.

Por Alberto Aceves

Quizá te interese: Aficionado acusa a Marioni, técnico de los Pumas, de haberlo golpeado

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEl Chucky podría debutar ante el campeón de las últimas ocho temporadas: la Juventus de Turín. Foto: @HirvingLozano70

La camiseta, bien puesta