Los últimos fulgores

Antonio Roldán y Ricardo Delgado despidieron los Juegos Olímpicos para nuestro país con dos oros en boxeo

MEMORABLE. Ricardo Delgado conquistó la presea áurea en peso mosca, en
la recta final de la justa que se celebró en nuestro país. Foto: Especial
MEMORABLE. Ricardo Delgado conquistó la presea áurea en peso mosca, en la recta final de la justa que se celebró en nuestro país. Foto: Especial
GANADOR. Antonio Roldán se llevó la de
oro por descalificación de su oponente de EU. Foto: Especial

El ocaso de la Juegos Olímpicos se acercaba y, en el último día de competencias de México 68, la nación anfitriona cantó dos veces el Himno Nacional, gracias a Ricardo Delgado y a Antonio Roldán, que ganaron oro en el boxeo.

Roldán protagonizó una de las finales más polémicas en la historia olímpica, ante el estadounidense Al Robinson.

 

Meses antes de los Juegos, yo ya le había ganado a Robinson en Las Vegas, así que él sabía que perdería, por eso, en los Olímpicos, me dio tres cabezazos, le llamaron la atención a la primera y la segunda, pero ya a la tercera me abrió la ceja: un corte de ocho centímetros, y lo descalificaron, recordó Roldán.

No me gusto ganar así porque apenas alcanzamos a hacer dos rounds cuando pararon la pelea y yo que estaba en mi casa, quería seguir, que mi gente me viera ganándole, porque ya le había ganado yo a él en su casa, pero pararon el combate, lo suspendieron y me dieron la medalla, dijo.

A pesar del juego sucio, EU apeló el fallo y, meses después, el propio Antonio presenciaría que Al Robinson recibiría la plata olímpica de México 68. Se suponía que no le darían la medalla, pero se le entregó en Las Vegas y hasta yo fui de invitado de honor para que la recibiera.

Al año siguiente, Roldán debutó en el profesionalismo. El Toreo de Cuatro Caminos le vería dar su primer paso en el boxeo de paga, durante la función entre Chartchai Chionoi y Javier Alacrán Torres. Hizo 18 peleas, destacando una en el Madison Square Garden de Nueva York. Duré como cinco años de profesional, pero entonces la verdad se ganaba poco; ahora en pocas peleas se llega a ser retador por campeonato mundial y en poquito tiempo ya gana uno mucho dinero; quizá en otra época hubiera sido distinto, analizó Roldán.

 

Por KATYA LÓPEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaPRESIONADO. Sebastián Jurado ha recibido 14 goles en cuatro jornadas. Foto: Mexsport

De mucho balompié