Les apagan su poder

Los Monarcas, la lluvia y una fuerte tormenta eléctrica frenan la fuerza ofensiva de Pumas

SUPERADO.
Felipe Mora no
pudo pesar en
el ataque de los
felinos. Foto: Mexsport
SUPERADO. Felipe Mora no pudo pesar en el ataque de los felinos. Foto: Mexsport

Los Pumas llegaron al duelo de ayer en Morelia como la mejor ofensiva del torneo, pero unos Monarcas con temple e inteligencia frenaron el ataque auriazul, al que el empate sin goles le supo amargo, por el dominio que ostentó en el duelo que inauguró la fecha 10 del Apertura 2018.

La fuerza felina no sólo fue apagada por su rival, ya que el accionar del partido fue interrumpido en la recta final por la presencia de una fuerte lluvia, acompañada por una tormenta eléctrica, sobre las inmediaciones del Estadio Morelos.

Con la igualada, el cuadro de David Patiño llegó a 18 unidades y dejó ir la oportunidad de ascender al liderato; sin embargo, conservó la inercia de sumar, pues alcanzó cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota.

Aunque empató en casa, el resultado le dio un respiro a Roberto Hernández y sus pupilos, ya que tenían dos partidos al hilo con descalabro. Los rojiamarillos sumaron ya 13 unidades, pero no ganan desde la Jornada 5, cuando vencieron por la mínima diferencia de visita al Atlas.

Ayer, en el Estadio Morelos, la visita monopolizó el control de la pelota y moldeó el juego a su favor, pero no tuvo el tino para marcar.

De inicio tuvo acercamientos peligrosos al arco rival, intentó con un disparo de Alan Mozo (24’) y un testarazo de Felipe Mora (33’), pero las atajadas y reflejos de Sebastián Sosa salvaron a su equipo, incluso en jugadas al borde de la línea de gol.

Los purépechas, al comienzo, fueron reservados y canalizaron sus esfuerzos al contragolpe, pero los jugadores de Roberto Hernández gradualmente tomaron la iniciativa. Los rojiamarillos Carlos Ferreira y Diego Valdés estuvieron al acecho.

Para el complemento, los Monarcas se despabilaron y estuvieron cerca de marcar con un disparo de Vilchis, pero Alfredo Saldívar (53’) desvió el balón para rescatar al cuadro universitario.

En ese arrebato por ir al ataque a buscar el primer tanto, los Pumas sufrieron la preocupación de los latigazos locales y los disparos del 10 de Monarcas.

En una de esas descolgadas, Aldo Rocha recibió el balón dentro del área felina, intentó definir y poner arriba a los suyos, pero la valentía de Saldívar salvó a los capitalinos del descalabro (76’).

Fue entonces cuando la lluvia se hizo presente en la cancha y gradualmente cobró fuerza. Las condiciones climáticas complicaron el desarrollo del encuentro, por lo que al minuto 83, el silbante Roberto García Orozco suspendió el choque debido a una tormenta eléctrica. Las luces del Estadio Morelos se apagaron y se retiraron los jugadores de la cancha; minutos después, el silbante decretó el final del partido, de acuerdo al artículo 62 del reglamento.

Cruz Azul intentará volver a la senda del triunfo al recibir al Atlas. La fecha anterior el cuadro celeste perdió el invicto ante el Necaxa, pero de local se mantiene imbatible (con cinco ganados de cinco disputados).

 

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaLeonard dominó a placer la serie ante los Warriors para hacer historia. Foto: Especial

El Thanos de la NBA