Legado eterno

Familiares y amigos despiden a José Ángel Nápoles, cuya leyenda quedará grabada en el mundo boxístico

DUELO. Mauricio Sulaimán acudió al velorio del célebre Mantequilla. Foto: Daniel Ojeda
DUELO. Mauricio Sulaimán acudió al velorio del célebre Mantequilla. Foto: Daniel Ojeda

El gremio boxístico está de luto; no obstante, la tristeza no impide comulgar en una idea: con la partida de José Ángel Nápoles, el legado de Mantequilla queda para la eternidad, pintado con guantes dorados.

Hay que verlo de la manera gloriosa que fue. Ya es campeón eterno y está descansando. El legado ahí queda como campeón para la inmortalidad, aseguró Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quien ayer acudió a despedir al púgil, en el lugar donde también estuvieron figuras de esta disciplina en México.

En el número 57 de General Prim, en la colonia Juárez, familiares y amigos se reunieron para darle el último adiós y recordar anécdotas de José Ángel, quien falleció a los 79 años debido a un paro respiratorio. El lugar de la despedida estuvo adornado con coronas de flores, una de éstas con el nombre de John Stracey, contra el que Nápoles sostuvo su última pelea.

Él tenía un estilo único, velocidad, ostentaba una precisión de golpeo tremenda. Boxeadores como Mike Tyson lo idolatraron, imitaron y adoraron, detalló el titular del CMB, quien también explicó que la regla del retador oficial, fue instaurada por la labor de Mantequilla.

Pese a ser nativo de Santiago de Cuba, José Ángel creó un vínculo especial con México. Aquí desarrolló gran parte de su carrera, formó su familia e incluso fue compadre de don José Sulaimán.

Todos los libros lo reconocen como mexicano… Era una persona alegre y muy dicharachera, contó el actual presidente del CMB.

Por su parte, Carlos Zárate, quien fuera campeón mundial de peso gallo, reconoció la labor de Mantequilla arriba del cuadrilátero.

Hubo muchos que venimos atrás de él, incluso un servidor. No dejó un legado muy bonito, porque gracias a él, algunos escogimos este deporte, mencionó

Asimismo, el exboxeador Rafael Bazooka Limón y Ciro Nucci, presidente de la Comisión de Boxeo de la Ciudad de México, acudieron a darle el último adiós al legendario José Ángel Nápoles.

POR J. ALEXIS HERNÁNDEZ

abr

¿Te gustó este contenido?