La joya del ring

Para gladiadores como Chamuel, la máscara es su mayor emblema, y la cual defenderá a muerte ante Microman

VUELO. La pequeña estrella aplastó a su rival tras un brinco. Foto: Especial
VUELO. La pequeña estrella aplastó a su rival tras un brinco. Foto: Especial

La presea más valiosa que llevan arriba del ring es su máscara, un trozo de tela protector de identidades, y que con el tiempo se convirtió en atributo de la cultura mexicana. Gladiadores como Chamuel, que hoy celebran el Día Nacional de la Lucha Libre, ven en este símbolo una extensión de sí mismos.

Soy el dueño del actual diseño y del nombre que llevo, imagina lo que representa para mí. Estoy nervioso, porque voy a apostarla, pero hay que arriesgar algo para ganar en la vida, comentó el rudo, recordando que tuvo una primera versión de su tapa, cuando inició en esto.

Esta profesión da y quita. Te permite conocer y hacer lo que te gusta, pero te quita, a veces, familia, amistades, convivencias, aunque nunca cambiaría mi oficio por otra cosa, agregó el guerrero, quien protagonizará el primer máscara contra máscara entre dos microluchadores, ante Microman, durante la función por el 86 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), del 27 de septiembre, en la catedral Arena México.

Así, el Microrudo Number One confía en escribir su nombre con letras de oro en la historia del pancracio, soñando con aparecer junto a las grandes leyendas de este deporte. Incluso, recordó aquella primera lucha de máscara contra máscara, ocurrida justo el 21 de septiembre, pero de hace 63 años, en donde El Santo destapó a El Gladiador.

Es como un túnel del tiempo pensar en todos esos luchadores que han apostado, es como una película que va a seguir, y nosotros vamos a salir en esta historia, dijo Chamuel.

Tengo el don de ser luchador. Cada que entro a la Arena México me veo en las pinturas, las máscaras y todos los personajes que han pasado por aquí, concluyó.

Por J. Alexis Hernández

edp

¿Te gustó este contenido?