La disputa del Gran Premio de Singapur es entre Red Bull y Ferrari

El Gran Premio de Singapur tiene que ser el punto de inflexión en que la balanza puede caer hacia uno u otro lado: Mercedes o Ferrari.

El piloto de Mercedes se prepara para Singapur. FOTO: REUTERS
El piloto de Mercedes se prepara para Singapur. FOTO: REUTERS

Después de una docena de días de relativa serenidad, en la que la mayor noticia de fue la contratación de Charles Leclerc con Ferrari para las próximas temporadas, el Gran Circo ha saltado hasta Asia tras finalizar la etapa medular de la temporada en el corazón de Europa, ahí donde Lewis Hamilton asestó un duro martillazo a Sebastian Vettel ante la molestia de los tifosi reunidos en Monza.

Y los primeros ensayos del Gran Premio de Singapur celebrados en esta mañana de viernes, Red Bull hizo un interesante doblete a manos de Daniel Ricciardo y Max Verstappen, que marcaron los mejores tiempos en las Pruebas Libres 1, en un circuito muy caliente donde todas las escuderías tomaron nota de lo que puede ser esta carrera, la decimoquinta del año.

 

Detrás del dúo dinámico, que pronto dejará de serlo con la inminente salida de Ricciardo del equipo austríaco, finalizaron los coches de color escarlata, mientras que Mercedes se quedó detrás, en un circuito que, de antemano, sabe que no será nada fácil para sus flechas de plata que hoy lo tienen como líder del campeonato de constructores.

Las claves de esta primera toma de contacto fue que el propio Leclerc rompió la suspensión de su Sauber; que Checo Pérez dio un trompo, todavía sin poder meter a su Force India como el mejor del resto, y que Williams no sólo tuvo problemas con la bomba de aceite, sino que, horas más tarde, una de las micas de plástico de la víscera del casco de Lance Stroll se incrustó en uno de los frenos y provocó una llamarada de leves proporciones.

El uso de los tres distintos compuestos de neumáticos también fue un hecho destacable, pues los equipos dominantes los utilizaron de diversa manera para sentir las evoluciones de los hyperblandos, ultrablandos y superblandos, los tres más veloces de todos los que Pirelli ha fabricado para este año.

Ya cuando la noche había caído en Singapur, Kimi Räikkönen se apuntó otro buen desempeño, curiosamente ahora cuando ya se sabe que dejará su asiento a Leclerc y él pasará a correr en Sauber, la escudería en la que debutó en 2001. Aquí sí que Hamilton se aplicó, le pisó los talones al finlandés, terminó las PL2 en segundo lugar a escasas once milésimas y por delante de los coches de Red Bull.

Vettel se dio un golpe leve contra un muro, de manera leve, y por eso no fue protagonista de este último ensayo que antecede a las PL3 de mañana, con el que los ingenieros y mecánicos deberán afinar detalles antes de la clasificación que vas a estar reñida.

El Gran Premio de Singapur tiene que ser el punto de inflexión en que la balanza puede caer hacia uno u otro lado: Mercedes o Ferrari. A la Scuderia no le queda más remedio que ganar, sí o sí, porque en ello le va el campeonato. Eso es lo que aportará la mayor emoción a una carrera decisiva para definir al pentacampeón: Hamilton o Vettel.

 

Por Juan Antonio de Labra

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaAbraham Ancer jugará
a partir de las 7:26 horas; mientras que Isidro lo hará a partir de las las 8:43 hrs.Foto: ENRIQUE BERARDI

Tienen calidad mundial