Ferrera, figura dorada

El español logra el estoque de oro, tras una faena de indulto; Joselito Adame, dos orejas y José Mauricio, una

PROFUNDO. Derechazos verticales fueron parte de su repertorio. Foto: Leslie Pérez y Plaza México

Antonio Ferrera volvió al toreo de sentimiento. Esa personal tauromaquia, tan teatral, que ya lo tiene dentro del corazón de la afición de la Plaza México. Ayer ese empaque lo llevó a indultar, tras vibrante faena, a Tocayo, lidiado en segundo lugar, del hierro de La Joya, No. 210, con 498 kilogramos.

Un toro con trapío y bravura. El nacido en Bunyola, Baleares, cuajó un trasteo con la mano derecha y al natural en series verticales, con profundidad y ligazón. Cambios de mano y de la firma fueron parte de una faena, que fue de menos a más, ante un toro que embistió con bravura.

Toreo de rodillas fue el colofón para que el juez de plaza, Jorge Ramos concediera el indulto, el número 35 en 74 años de historia de la Plaza México, y el tercero de la presente campaña, luego de Gaspar, de Vistahermosa, que logró Emiliano Gamero (29 de diciembre de 2019), y a Siglo y Medio, de Piedras Negras, por Gerardo Rivera (5 de enero de 2020).

PREMIO. Primer español en conseguirlo. Foto: Leslie Pérez y Plaza México

Antonio dio dos vueltas al ruedo y logró el trofeo en disputa, el Estoque de Oro, para ser el primer torero español en lograrlo, luego de que Manolo Martínez (1967, 1970 y 1973), Curro Rivera (1969, 1972 y 1978, curiosamente también al indultar a un toro, Saltillero de Campo Alegre), dominaron la escena, junto a Joselito Huerta (1971), Mariano Ramos (1975) y Manolo Arruza (1976), también se llevaron este premio.

Joselito Adame cortó dos orejas a un toro de Reyes Huerta, en medio de una marcada división de opiniones. Brillante fue el tercio de banderillas en el que participaron Ferrera, Luis David y él, y que emocionaron a los presentes.

Su faena tuvo momentos interesantes y más cuando fue cogido sin consecuencias.

José Mauricio cortó un apéndice a un toro de Xajay, gracias a una faena sobria con capa y muleta. Él hace un toreo con mucha profundidad y calado en el tendido.

Enrique Ponce no tuvo fortuna, pues el toro de Handam, fue devuelto por falta de fuerza, y el sustituto de La Joya, tuvo debilidad. Pese a todo, saludó en el tercio.

Morante lidió a uno de Bernaldo de Quirós, que fue malo, y fue abroncado. Luis David poco pudo hacer ante un manso de Las Huertas y fue silenciado.

Por Héctor Juárez Cedillo

Heriberto Murrieta / Apunte Taurino / Opinión El Heraldo

APUNTE TAURINO

El indulto del toro de La Joya me parece el más merecido que se ha concedido en los últimos años en la Plaza México. Bravura, emotividad, codicia y recorrido. Éxtasis de Antonio Ferrera en una faena electrizante, donde aprovechó cabalmente la calidad sobresaliente del toro español, criado en el campo del estado de Puebla.

Los muletazos de José Mauricio con ambas manos fueron de extraordinaria factura y tersura con el buen toro de Xajay. La clase y la finura delinean la tauromaquia del capitalino. Así rubricó una temporada de ensueño, que debe significar su plataforma de despegue hacia la consolidación en la tauromaquia.

Con oficio y determinación, Joselito Adame cuajó una faena trascendente con el toro de la ganadería de Reyes Huerta. Se llamó Cinco Estrellas, como los mejores hoteles, como los grandes carteles. Cortó dos orejas, aunque hubiera bastado con una.

La segunda fue fuertemente protestada por la afición que se dio cita en el colosal embudo. Notas sobresalientes alcanzaron los toros de La Joya, Xajay y Reyes Huerta. ¡Enhorabuena por la recuperación con categoría de un festejo tan emblemático!

POR HERIBERTO MURRIETA

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.