José Luis Sánchez Solá Chelís: “Me baso en lo humano”

Con su franqueza característica, el técnico del Puebla reflexiona no sólo sobre futbol, y muestra la faceta que le ha permitido formar buenos grupos de trabajo

JOSÉ LUIS SÁNCHEZ SOLÁ
JOSÉ LUIS SÁNCHEZ SOLÁ

En un mundo futbolero de mentes lineales y aburridas frases de cajón, se distingue un personaje diferente y profundamente humano: José Luis Sánchez Solá Chelís. Francote, de trato fácil y sonrisa sincera, dueño de una personalidad única, enemigo jurado de las expresiones políticamente correctas, el técnico del equipo Puebla nos habla de futbolistas, apodos, toque humano, joyas, mandarinas, aretes, política, museos, canciones, calcetines y promotores.

¿De dónde es el apellido Solá?

Es vasco. Mi mamá es de Bilbao.

¿Desde cuándo no tienes pelo?

Siempre fui de greña, y en mi certificado de técnico todavía aparezco de pelos largos, pero de 1996 para acá estoy pelón.

¿Cuál es tu handicap en golf?

Catorce. He mejorado.

¿Es verdad que alguna vez regalaste televisores a los jugadores del Veracruz?

Sí, puse una tele en el locker de cada uno de ellos.

¿Cómo se llaman tus joyerías?

Regalos Solá, que es mi apellido materno, y Regalos Padín, que es el segundo apellido de mi papá.

¿Qué es lo que más se vende ahí?

Broqueles, esos aretitos de oro que usan las niñas.

¿Qué opinas de que se pueda pagar por permanecer en la Primera División?

No me parece bien, es una regla sin pies ni cabeza, pero quitarla ahora sería un segundo error. Esa medida la inventó algún poderoso cuya franquicia iba a descender.

¿Cuál es la principal cualidad del Puebla actual?

Que lo integran grandes seres humanos. En la cancha son agresivos para recuperar la pelota y luego llevarla hacia adelante. Me dieron entrada, les caí bien y les gustaron mis formas.

¿Cuál es el principal orgullo de un poblano?

Sus tradiciones, sus monumentos históricos y la majestuosidad de la ciudad de Puebla.

¿Cuál es el técnico que más admiras?

Javier Aguirre. Siento que me asemejo mucho a él.

¿Qué significa ponerse la del Puebla?

Representar una playera con 75 años de historia. A los jugadores nuevos se las entrego personalmente con mucho respeto. Es una camiseta muy aguerrida, muy sangrada, y a veces dañada.

¿Hay algo que te da tristeza?

El hambre de los niños, su sufrimiento, que obviamente es culpa de los adultos.

¿Por qué te gusta oler la cáscara de mandarina?

Por olorosa, cítrica, refrescante, aromática y aceitosa. Su aroma perdura en las yemas de los dedos y abajito de la fosa nasal.

¿Messi o Ronaldo?

Si tuviera que escoger para mi equipo, Messi.

¿Museo Barroco o Museo Amparo?

El Amparo, obviamente. Tiene más tradición poblana.

¿Mantienes cercanía con el promotor Carlos Hurtado?

Claro que sí, y más ahora. Me visitó hace tiempo en Las Vegas. Ayer jugamos golf. Para mí es un hombre brillante.

¿Cómo logras crear buenos grupos futbolísticos?

Me he reinventado. Dejé la antigua fórmula de llevar gente conocida. Me gusta conocer nuevos gestos, formas de ser y manías. Lo que busco siempre es brindarme.

¿Cuál es tu principal característica como entrenador?

Le doy más importancia a lo humano que a lo táctico. Estoy consciente de que los jugadores que he dirigido han tenido mejores maestros y que han recibido mejores indicaciones. Debo recordar siempre que soy el líder, pero no el eje.

¿Cuál es tu canción favorita?

Cucú papá se fue, de Maná.

¿Por qué usas arete?

Por seguir la costumbre de mis compañeros del equipo semiprofesional en el que jugaba en Canadá en 1979. Se me olvida que lo traigo puesto.

¿Por qué no usas calcetines?

Porque no me gusta la sensación de las fibras en los pies, aunque últimamente, cuando hace frío, me los pongo.

¿Qué opinas del México actual?

Que no tiene ninguna directriz. No hay confianza. Hay una ola de incertidumbre total. El desgarramiento del tejido social provoca violencia. Hay muchas iniciativas, pero pocas se ponen en práctica. A veces me pregunto: ¿cómo es que seguimos caminando como nación después de todo lo que nos ha pasado? Veo un Presidente demasiado prometedor y populista.

¿Qué te hace emocionar?

El gol.

 

Por HERIBERTO MURRIETA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaA Paola Pavón no le sirvió conocer bien el campo. Foto: Eduardo Sánchez

Víctima de los nervios