Impulsa Guevara ‘Conade incluyente’

Encabeza un equipo donde la administración deportiva tendrá mayor toma de decisiones de las mujeres

Foto: NAYELI CRUZ
Foto: NAYELI CRUZ

Como hace 20 años, Ana Guevara vuelve a abrir una brecha en el deporte. Primero lo hizo en competencias, y ahora desde un cargo ejecutivo, como la primera mujer que dirija la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), una administración que, según explicó, hará con mayoría de mujeres en su equipo.

Aunque la experiencia de Guevara Espinoza está en el deporte de alto rendimiento, confesó que a solicitud del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la prioridad será el deporte social y la inclusión.

 

Paralímpicos, deporte autóctono, no olímpicos, no afiliados o no federados. No importa cuál sea. La instrucción es: tener un órgano incluyente. No hay segmentación ni distanciamientos. Todos iguales. Todos somos México, aseguró la aún legisladora.

 

Estamos haciendo ese ejercicio. Obviamente acorde a la dinámica del planteamiento del Presidente Electo, porque él hizo valer el tema de una política progresista; hoy el gabinete lo integran las mujeres en más del 50 por ciento, eso es la tendencia y nosotros no podemos dejar de hacerlo, comentó Guevara.

Desde la creación de la Conade, en 1989, a la fecha, las Subdirecciones de Deporte, Calidad para el Deporte y Cultura Física, han sido dirigidas por hombres y, bajo el esquema de trabajo de Guevara, la tendencia cambiará.

Sin embargo, aún no hace públicos los nombres de sus candidatas.

En tanto, en el Sistema Nacional del Deporte sólo cinco de 32 dependencias estatales deportivas son presididas por mujeres: Oaxaca, Hidalgo, Morelos, Veracruz y Sinaloa; mientras que en sólo seis de 74 federaciones deportivas dirigen ellas: las olímpicas de hockey sobre pasto y remo; las paralímpicas de personas con parálisis cerebral y deportes para sordos; así como las no olímpicas de aikido y deporte autóctono.

El deporte social, y en él la equidad de género, marcarán la pauta en la administración de Ana.

 

Es una tarea importante. Vamos para dos décadas de que la mujer mexicana avanza en los medalleros, me tocó encabezar a esa generación que cambió el rumbo, pero ahora tenemos que buscar ese motor de inspiración en las niñas, no sólo para ser grandes atletas o ganar medallas, sino especialmente para tener una vida integral, y que el deporte sea para ellas una herramienta de desarrollo, y para la sociedad una forma de erradicar la violencia, explicó.

Así como inició su carrera deportiva entre los contrastes de la admiración y la crítica, ahora electa como dirigente del deporte nacional llegaron reacciones similares.

 

Desde mi nombramiento, ha surgido de todo: elogios, críticas, ofensas, pero es el precio de ser una figura pública. El primer ejercicio fue en el momento en que se dio la noticia de que dirigiré la Conade, y todo lo que se dijo fue sólo una prueba de cómo va a ser el ejercicio de estos seis años, pero no me quita el sueño esta situación, al contrario es como una vitamina, esto se vuelve mejor porque entre más me dices que no puedo, más me aferro a demostrar que sí he podido, finalizó Guevara.

 

 

Por KATYA LÓPEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaA mitad del maratón de México 68, la ruta tenía corredores mareados, sin aliento, tirados en el suelo y asistidos con tanques de oxígeno para respirar. Al final hubo 18 deserciones (Foto: MARCO FRAGOSO)

Regresa una leyenda