Iguala Pats a Steelers

Nueva Inglaterra logra su sexto campeonato de la NFL al vencer a Los Ángeles

Julian Edelman (11) de los New England Patriots tiene el trofeo Vince Lombardi después del partido de fútbol NFL Super Bowl 53 contra los Rams de Los Ángeles. Foto AP
Julian Edelman (11) de los New England Patriots tiene el trofeo Vince Lombardi después del partido de fútbol NFL Super Bowl 53 contra los Rams de Los Ángeles. Foto AP

Los Patriots son los campeones de la NFL, en un capítulo más de un libro exitoso en la historia del futbol americano profesional que no ha escrito su último episodio.

La historia sin fin es el mejor título para definir el legado de Nueva Inglaterra en la NFL.

Cuando parece que no hay forma de que logren el éxito, Bill Belichick y Tom Brady encuentran el modo de triunfar.

Ayer los Patriots alcanzaron su sexto campeonato de Super Bowl al derrotar 13-3 a los Rams de Los Angeles, en el juego de campeonato de la NFL con la puntuación más baja en las 53 ediciones disputadas.

 

Los 16 puntos anotados en conjunto estuvieron por debajo de los 21 entre los Dolphins y los Redskins en la edición VII, en 1972, año en el que Miami coronó su temporada invicta con una victoria de 14-7 sobre Washington.

Los Patriots empataron a los Steelers de Pittsburgh con seis trofeos Vince Lombardi conseguidos, aunque con una diferencia considerable de años para conseguirlo. A los Steelers les tomó 35 temporadas llegar a seis anillos de Super Bowl, mientras que a los Patriots solamente 18.

En el juego de anoche, las defensivas fueron las que marcaron la pauta en el partido, impidiendo que los ataques se establecieran y tomaran ritmo.

Fue tal el impacto y el dominio de la de los Patriots, que el jugador más destacado del lado de los Rams llegó a ser el pateador Johnny Hakker, quien despejó en las primeras ocho series ofensivas del equipo de Los Angeles, consiguiendo en el proceso el despeje más largo en un Super Bowl, con 65 yardas.

Todd Gurley no fue factor en la ofensiva de los Rams, al quedar limitado en 35 yardas en 10 acarreos. Sin su presencia significativa en el ataque, Jared Goff no tuvo el tiempo ni la calma para buscar a sus receptores y la ofensiva de Los Angeles fue inoperante. Su porcentaje de efectividad en tercera oportunidad fue de 23 por ciento, al sólo convertir 3 de 13 en primera oportunidad.

 

 

Del otro lado, el ataque de los Patriots fue más efectivo para mover el balón, aunque también sufrió en tercera oportunidad, con 25 por ciento, con 3 de 12. El campeón de la AFC encontró la forma de mover las cadenas.

La diferencia fue el receptor Julian Edelman, quien a la postre sería el Jugador Más Valioso del Super Bowl, al lograr 10 recepciones para 141 yardas.

Si hacía falta un capítulo en la historia de Tom Brady y Bill Belichick, era un duelo defensivo y estuvieron a la altura para salir airosos una vez más, para dejar su récord en conjunto en 6-4 en el juego de campeonato.

Con el marcador 3-3 en el cuarto periodo, con 9:49 por jugar, Brady montó un ataque de cinco jugadas, en las que recorrió 69 yardas en 2:49. Conectó en dos ocasiones con Rob Gronkowski, una de ellas dejando el balón en la yarda dos de sus rivales, para que Sony Michel anotara el único touchdown del partido.

Al final quedó en anécdota que el primer pase que intentó Brady en el juego resultara interceptado, o que Stephen Gostkowski fallara su primer intento de gol de campo, motivo por el que Nueva Inglaterra no pudo reflejar el dominio ejercido en el campo de juego directamente en el marcador.

Al final de cuenta, la ofensiva de los Patriots dobló a la defensiva de los Rams, que se cansó, aunque nunca bajó los brazos.

Fue la defensiva de Nueva Inglaterra, con una intercepción de Stephon Gilmore la que selló el partido.

Los Patriots son campeones por sexta vez en su historia y amenazan con seguir escibiendo más capítulos.

Por Luis Alonso

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEn 16 partidos dirigidos, Marioni
tiene ocho ganados, seis perdidos y dos empatados.  Foto:  MEXSPORT

Descarta peleas internas