Hamilton saca el martillo y gana la “pole” en casa

El mexicano Checo Pérez arrancará desde la decimosegunda posición

FOTO: REUTERS
FOTO: REUTERS

 

Con una última vuelta perfecta, Lewis Hamilton se llevó la pole del Gran Premio de Inglaterra y venció a Sebastian Vettel por 44 milésimas de segundo, lo que desató una clamorosa ovación por parte de su público, que espera una victoria en Silverstone este domingo. El piloto británico espera recuperar el liderato de la tabla que está en manos de Vettel por un punto de diferencia.

Visiblemente emocionado durante la entrevista, Hamilton aseguró que en vuelta postrera de la Q3 rezó por obtener el mejor tiempo de todos, y más que recibir tan fantástica ayuda divina, lo que ocurrió fue que condujo con más finura y no tocó el bordillo de la curva 18 y detuvo el reloj en 1’25’892, estableciendo un récord de vuelta rápida en este veloz circuito.

Minutos antes había perdido valiosas fracciones de segundo ante la precisión mostrada por Vettel, que en un principio lo había superado hasta que vino la mejor. Y el alemán se tomó las cosas con calma tras superar una molestia en el cuello, sabedor de que el SF71H es un coche muy consistente. Tan es así que Kimi Räikkönen, su compañero en Ferrari, finalizó tercero, a 98 milésimas de Hamilton.

El finlandés rodó con mucha seguridad y ello podría convertirse en una seria amenaza para ambos tricampeones, que largarán desde la primera fila de la parrilla. Kimi está motivado con el desempeño del coche y ante tantas especulaciones en torno a su retiro necesita un triunfo que motive al equipo y a sus fanáticos.

A diferencia del buen desempeño que Red Bull tuvo en el Gran Premio de Austria, con el triunfo de Max Verstappen, en esta ocasión se nota que sus dos coches están un paso atrás de Mercedes y Ferrari, así que habrá que esperar a que ocurra algún incidente de carrera para ver si Max y a Danniel Ricciardo son capaces de obtener un podio para su equipo.

La escudería norteamericana Haas sigue en alza, y aunque sus detractores busquen minimizar su éxito, argumentando que se trata del Ferrari del año pasado, tanto Romain Grosjean como Kevin Magnussen están teniendo buenos resultados y fueron los mejores del resto, con la posibilidad de dar otra vez una enorme satisfacción a sus seguidores, tal y como ocurrió en Austria el domingo pasado.

Y la noticia de este fin de semana en Silverstone sigue siendo Charles Leclerc, cuyo monoplaza también es impulsado por un motor Ferrari. El joven monegasco metió su Sauber en el noveno puesto de la Q3, un lugar delante de Esteban Ocon, que venció a Checo Pérez ante la mirada de Vijay Mallya, el controversial dueño de Force India, que estuvo muy atento siguiendo a sus dos pilotos.

El mexicano arrancará desde la decimosegunda posición, con neumáticos blandos nuevos, lo que puede significar alguna ventaja en contra de esos últimos lugares del top ten, que deberán partir con los neumáticos usados que calzaron en clasificación, según la obligación reglamentaria.

El factor calor será decisivo este domingo, ya que se espera que la pista del mítico circuito inglés esté muy caliente y eso condicione la degradación de los compuestos, y Checo ha demostrado un estilo de manejo que sobresale por su buena gestión de los neumáticos.

Fernando Alonso arrancará por detrás de Pérez, y seguramente tratará de vencerlo con la intención de meterse en la zona de puntos, y con la firme intención de dar, aunque sea a cuentagotas, una pequeña satisfacción a la nueva directiva de McLaren tras los cambios que se han vivido en estos días en el seno de la escudería británica.

Los dos autos de Renault tampoco han mostrado mejoría y aunque Niko Hülkenberg partirá decimoprimero, quizá no tenga muchas oportunidades de llegar entre los diez primeros, tarea todavía más difícil para Carlos Sainz, que no pasó a la Q2 y fue decimosexto.

Brendon Hartley sufrió un aparatoso accidente en las Pruebas Libres 3 previas a la clasificación, cuando a su Toro Rosso se le partió la dirección delantera izquierda, hecho que provocó preocupación en el equipo filial de Red Bull, pero también entre el resto de los pilotos.

Cuando comenzó la clasificación, aún que no se había informado si este falló había sido provocado por un golpe previo en esa zanahoria disuasoria que se colocó a la salida de la curva 18 el día de hoy, ahí donde los coches están obligados a respetar el límite de la pista.

La temporada de Fórmula 1 de 2018 tiene en Silverstone otra de sus citas más importantes en virtud de lo peleado que se encuentra el campeonato de pilotos. Sólo será cuestión de que Hamilton agudice su concentración y no tenga ningún contratiempo con el W09, como ocurrió en Austria, para llevarse un triunfo en una de las pistas más emblemáticas en la historia del automovilismo de competición.

Por Juan Antonio de Labra

 

¿Te gustó este contenido?