Futbol en la soledad

“No fue un juego”, es una muestra que da testimonio de futbolistas, DTS y clubes afectados por el nazismo

IMPRESIONA. La muestra tiene un gran contenido emotivo. Foto: Daniel Ojeda.
IMPRESIONA. La muestra tiene un gran contenido emotivo. Foto: Daniel Ojeda.

En medio del sufrimiento, el futbol existió, y los relatos en torno al balón durante el Holocausto judío son los que cuentan la muestra No Fue un Juego, que a través de 11 historias (número representativo en este deporte), da testimonio de futbolistas, técnicos y clubes envueltos en este capítulo.

Una de estas memorias explica la liga que se desarrolló en el campo de concentración de Terezín (República Checa), en donde la comunidad judía armó sus equipos, dependiendo de su oficio (carniceros, cocineros, electricistas), y se puso a patear la pelota imaginando la libertad.

Esta actividad, bálsamo de la pena, sirvió como propaganda nazi para mostrar las buenas condiciones de los deportados.

Asimismo, la presencia de las mujeres futbolistas en este etapa no es ajena, ya que están exhibidas fotografías de los equipos de jugadoras judías de Rumania (1924) y de Checoslovaquia (1930), que pertenecen al Archivo Histórico del Museo Yad Vashem, en Jerusalén.

Es importante que estemos enterados de la terrible situación que alguna vez se vivió a causa del odio, el racismo y la discriminación, y en donde uno de los deportes más importantes del mundo también se vio involucrado, explicó Fernando Hernández, miembro del Centro de Documentación e Investigación Judío de México, lugar en donde se expone la obra del periodista argentino Leonardo Albajari.

Sumado a estos sucesos históricos, y con el fin de armonizar y hacer más visible la muestra, está la parte artística, la cual se compone de 13 balones intervenidos por artistas judíos, y no judíos.

La mayoría de estas piezas son a manera de protesta en contra del nazismo. Cada una trata de plasmar distintos aspectos. Por ejemplo, un balón alinea a un equipo de las máximas figuras políticas el Partido Nacionalsocialista, comandados por Adolf Hitler, describió Hernández.

No fue un juego se exhibió en Argentina, posteriormente en Alemania, y  México, en donde ya estuvo en el Centro Deportivo Israelita y en la Sinagoga Histórica Justo Sierra. Inició el 22 de junio y estará disponible hasta el 22 de julio.

POR J. ALEXIS HERNÁNDEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaPLANEACIÓN. La ex
medallista olímpica quiere un mejor proyecto económico. Foto: Pablo Salazar Solís

Protegerá Guevara el recurso