Flores fue el dorado

El torero tlaxcalteca cortó una oreja y ganó la Oreja de Oro, en la última corrida de la Temporada en la Plaza México

Sergio Flores le tumbó ayer una oreja a un burel del hierro de Arturo Gilio, lidiado como segundo de su lote
Sergio Flores le tumbó ayer una oreja a un burel del hierro de Arturo Gilio, lidiado como segundo de su lote FOTO: Especial

Sergio Flores le tumbó ayer una oreja a un burel del hierro de Arturo Gilio, lidiado como segundo de su lote, y premiado con el arrastre lento, tras una faena de mucha entrega. Con su primero, de Cieneguilla, saludó en el tercio, y a la postre se llevó el trofeo de la Oreja de Oro.

Arturo Saldívar le cortó tabién la oreja de su primero, otro de Arturo Gilio; realizó un valiente quite por gaoneras. El toro se comía la muleta en los primeros compases de la faena, pero terminó por rajarse y deslució el trasteo. Con su segundo, de Cieneguilla, Saldívar poco pudo hacer, y fue pitado (dos avisos); regaló uno más de Gilio, silenciado.

Michelito Lagravere tuvo ayer una gris tarde de confirmación de alternativa. Su primer astado, Ahijado, de Arturo Gilio, se inutilizó, tras lastimarse la mano izquierda.

Saldívar lo pasaportó, tras más de 25 minutos de trabajo inútil de cuadrillas y un lote de bueyes. Con el primero bis, de Cieneguilla, Lagravere nunca se ajustó. Escuchó división de opiniones (aviso).

Con su segundo, también de Cieneguilla, Michelito fue silenciado, tras ponerse pesado con el acero. Regaló uno más de San Mateo, con el que simplemente no pudo, y fue pitado.

Por Héctor Juárez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEn 16 partidos dirigidos, Marioni
tiene ocho ganados, seis perdidos y dos empatados.  Foto:  MEXSPORT

Descarta peleas internas