Fábrica de medallas

A un año de los Juegos Olímpicos, María José Sánchez ganó 16 preseas nacionales e internacionales; para ella, es sólo el comienzo para la justa mundial

TRANQUILIDAD. La juvenil clavadista capitalina paseó por el Monumento a la Revolución. Foto: Katya López.
TRANQUILIDAD. La juvenil clavadista capitalina paseó por el Monumento a la Revolución. Foto: Katya López.

A pesar de que sólo van nueve meses de 2019, para María José Sánchez es un año que cierra con su más grande cosecha de podios: en la temporada preolímpica ganó 16 preseas: seis medallas internacionales y 10 medallas en competencias nacionales.

Para ella, las glorias quedaron atrás, y aunque restan tres meses para despedir este año, la clavadista empezó esta semana su trabajo hacia 2020 con nuevos y relucientes sueños, entre ellos, buscar una plaza a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Ya terminamos con todas las competencias, cerramos con broche de oro en el Campeonato Panamericano Junior, y sí, digo con broche de oro, porque es el primer año que me llevo las tres de oro; fue un año muy bueno, porque viví competencias y de todas aprendí mucho, confesó la saltadora de 14 años.

En julio pasado, Majo escribió un nuevo capítulo en la historia de los clavados de México, al convertirse en la medallista mundial más joven del país, luego de ganar bronce en la plataforma mixta de 10 m, al lado de Diego Balleza, en Corea del Sur.

RESPETO. Realiza uno de los clavados más difíciles. Foto: Especial.

Me siento muy feliz con lo que logramos en el Mundial, pero me concentro en lo que sigue. El Mundial fue mi competencia favorita, porque me pasó ¡de todo! Alegrías, añoranzas, nervios, es más: terminando la competencia, me ponía el uniforme para la premiación y veía que mis manos temblaban al mil, recordó.

Pero los recuerdos para la capitalina se quedan guardados e inicia ahora el reto de experimentar más momentos.

Mi meta es ir a la Copa del Mundo el próximo año (21 al 26 abril, en Tokio), y si se puede quedar entre los primeros ocho bien, si se puede alcanzar el medallero mejor, pero en especial ganar la plaza olímpica; lo puedo buscar en individual y sincronizados de 10 metros, y para eso estaré trabajando desde ahora, agregó María José, quien trabaja en el Complejo Acuático Ceforma, en el equipo de Ma Jin.

El clavado que más destacada en la lista de Majo es el de tres y media vueltas atrás en bolita (207C ) con valor de 3.3 grados de dificultad.

Por Katya López


lctl

¿Te gustó este contenido?