Es el momento de la cantera: Alejandro Arribas

El zaguero español confía en que los jóvenes de Pumas aprovecharán su oportunidad, tras no apostar por refuerzos en este torneo

El regreso al trabajo renueva los planes de Pumas. FOTO: CUARTOSCURO
El regreso al trabajo renueva los planes de Pumas. FOTO: CUARTOSCURO

La primera prueba de Pumas en Ciudad Universitaria será el Veracruz, un equipo involucrado en problemas de descenso, con más de seis incorporaciones y cuyo técnico, Robert Dante Siboldi, regresa al banquillo después de haber sido campeón con Santos Laguna.

El encuentro toma interés, a partir de los números cosechados por los universitarios la pasada campaña. Porque de los ocho compromisos que tuvo como local en el Torneo Apertura 2018, el equipo de la UNAM ganó apenas dos, siendo el último el del 16 de septiembre ante Lobos Buap (4-0). Desde entonces, acumula cuatro juegos en fila sin ganar en el Estadio Olímpico (tres empates y una derrota), pese a haber logrado su calificación a la liguilla como mejor tercero.

Sin refuerzos, pero sí con la compra definitiva de los chilenos Felipe Mora y Martín Rodríguez -que llegaron cedidos el semestre anterior– el año inicia para los dirigidos por David Patiño, varias semanas después de su eliminación contra el América en las semifinales.

Las miradas, por ahora, se centran en un sólo objetivo: hacer valer de nuevo Ciudad Universitaria, que, en otros tiempos, les garantizó mantenerse en los primeros lugares. A decir de algunos jugadores, como el paraguayo Carlos González, la desventaja que existe respecto a los demás equipos tiene que ver con los refuerzos. Otros, en cambio, confían en la cantera y pelean con lo mínimo.

Es el momento de la cantera. Pumas va bien sin refuerzos, le van a aplaudir a la directiva y si no, le van a decir que necesitábamos refuerzos. De cualquier manera, nada de lo que suceda nos tomará por sorpresa, dice, por ejemplo, Alejandro Arribas, uno de los zagueros titulares.

El regreso al trabajo renueva los planes de Pumas en este principio de año. Y aunque la meta es pelear por el título, como lo dicta su historia, el primer objetivo a resolver es la efectividad de su localía (en el torneo pasado consiguió sólo 10 puntos de 24 posibles). En su presentación, el Veracruz, que bien sabe de urgencias, pondrá a prueba las conclusiones que pudo tener el cuadro auriazul en su periodo de descanso.

Por Alberto Aceves

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaAlfredo Harp Helú

Doble play; Padres de San Diego se llevan también el segundo