En crisis, los quarterbacks

La estrella Ben Roethlisberger encabeza a 20 mariscales que viven momentos de incertidumbre

ADIÓS. El jugador más importante de la ofensiva de los Steelers estará fuera por el resto de la temporada. Foto: AP
ADIÓS. El jugador más importante de la ofensiva de los Steelers estará fuera por el resto de la temporada. Foto: AP

Tras las dos primeras semanas de la temporada 2019 en la NFL, la 100 de la historia, ha sido un suplicio para al menos 20 mariscales de campo, pues lesiones, suspensiones y retiros, son el común denominador.

Antes de arrancar la temporada, Andrew Luck (Colts) se despidió de los emparrillados debido a lesiones en su hombro derecho, tobillo y repetidas conmociones.

El ganador de dos SB, Ben Roethlisberger (Steleers) no jugará más en 2019, por una lesión en su codo derecho en la derrota del pasado domingo 26-28 ante los Seahawks, la cual requerirá una cirugía que lo mantendrá fuera por el resto del año.

Por ello, los Steelers (0-2) firmaron al exsuplente de Denver, Paxton Lynch, de la escuadra de prácticas, para colocarlo detrás de Mason Rudolph y Delvin Hodges.

Nick Foles dejó a los Eagles para no ser más un sustituto de lujo de Carson Wentz, y firmó un contrato de 88 mdd por cuatro temporadas con los Jaguars, pero en el primer juego, se fracturó la clavícula izquierda. El pasado domingo Drew Brees (Saints) abandonó el juego por una lesión en el pulgar derecho, en la derrota 9-27 ante los Rams, que lo dejará fuera entre 6 a 8 semanas.

Con los Jets, el caso es muy especial. El QB titular, Sam Darnold, no jugó el lunes por síntomas de mononucleosis, y su sustituto, Trevor Siemian, se lastimó el tobillo izquierdo, durante la derrota el pasado lunes ante Browns por 23-3.

Por Redacción El Heraldo de México

lctl

¿Te gustó este contenido?