Duplican sentencia de Oscar Pistorius por homicidio

La condena del exestrella del deporte mundial, Oscar Pistorius, por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, se alargó considerablemente.

Archivo AP
Archivo AP

La sentencia de prisión de Oscar Pistorius fue incrementada a 13 años y cinco meses por parte de la Corte Suprema de Apelaciones de Sudáfrica, lo que representa más del doble del tiempo que el ex corredor olímpico pasaría originalmente encarcelado por el asesinato de su novia, Reeva Steenkamp.

En un anuncio de unos cuantos minutos, el juez de la Corte Suprema Willie Seriti señaló que se ratificó la apelación de la fiscalía, que impugnó la sentencia original de seis años de prisión de Pistorius por dispararle varias veces a Steenkamp, en 2013.

Los fiscales habían dicho que la sentencia de seis años era sorprendentemente indulgente.

Pistorius debió ser sentenciado a la condena mínima de 15 años por asesinato que marca la ley sudafricana, comentó Seriti al dar a conocer el veredicto acordado por un panel de cinco jueces en la Corte Suprema de Bloenfontein, en el centro del país.

La nueva sentencia de 13 años y cinco meses toma en cuenta el tiempo que Pistorius ya pasó en prisión y bajo arresto domiciliario, comentó Seriti.
Pistorius, quien cumplió 31 años el miércoles, ha cumplido más de un año de su sentencia original de seis años.

Pistorius mató a Steenkamp en las primeras horas del Día de San Valentín de 2013, después de disparar cuatro veces a través de la puerta de un cubículo del baño de su casa. Al afirmar que confundió a su novia con un intruso, fue condenado originalmente por homicidio imprudencial. En 2015, la Corte Suprema revirtió y reemplazó esa condena por una de asesinato.

Es posible que la decisión del viernes ponga fin a una saga legal de casi cinco años en torno al multicampeón paraolímpico que en algún momento fue uno de los deportistas más reconocidos del mundo.

Por AP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaA mitad del maratón de México 68, la ruta tenía corredores mareados, sin aliento, tirados en el suelo y asistidos con tanques de oxígeno para respirar. Al final hubo 18 deserciones (Foto: MARCO FRAGOSO)

Regresa una leyenda