Decisión unánime

Julio César Chávez junior regresa, tras dos años de inactividad; pero si pierde, se retirará de forma definitiva

EXPECTATIVA. El Hijo de la Leyenda entrenó en San Juan de los Lagos. Foto: Especial.
EXPECTATIVA. El Hijo de la Leyenda entrenó en San Juan de los Lagos. Foto: Especial.

Como si se tratara de Han Solo en Star Wars, en mayo de 2017, Julio César Chávez Carrasco fue congelado. Una decisión unánime ante Saúl Canelo Álvarez detuvo su tiempo en los cuadriláteros, y como el héroe de acción de la galaxia, Julio Jr. regresará por una pelea más, la que podría ser la última de su carrera.

Para nada estoy acabado. Todavía puedo dar bastante en el boxeo, nada más que tengo que tomar las cosas muy en serio, y ya no puedo andar con inmadurez y con indisciplinas. Para eso estoy volviendo a boxear, quiero ser el mejor, pero si pierdo con este tipo de rivales, es mejor retirarme, destacó El Hijo de la Leyenda, en charla con El Heraldo de México.

Chávez Jr., de 33 años de edad y que ostenta un récord de 50 peleas ganadas, tres perdidas y una empatada, enfrentará al colombiano Evert Bravo, de 34 años, y con marca de 25 triunfos, 10 derrotas –tres de las últimas cuatro peleas–, y un empate.

Es un rival al que debo de ganarle, y de forma clara, por nocaut. Quiero verme bien, quiero que la gente sepa que puedo volver a boxear; el rival no creo que me vaya a ganar. Pienso que no es un rival para mí, agregó.

En estos meses, Julito no estuvo completamente alejado de los combates; enfrentó a pie firme la carga que significa la toma de ciertas decisiones, las cuales, indicó, lo tienen estigmatizado con un etiqueta de una persona que no es.

Sólo fue una etapa, eso sí, (en la que me) desvié de mi carrera. Ya me cayó el veinte; pienso que ya di el paso a la madurez y ahora es mantenerme, destacó.

Finalmente, Julito, quien entrena con su padre, indicó que, de ganar, está abierto a cualquier rival menos a uno: su hermano Omar.

Jamás enfrentaría a mi hermano; no lo haría ni por mucho dinero, por nada lo haría, concluyó.

Por Oscar Mota Aldrete
lctl

¿Te gustó este contenido?