De sazón ‘mexicano’

El atacante águila Roger Martínez abre el camino triunfal sobre Argentina

Colombia tenía ocho años sin golear a Argentina. Foto: AFP
Colombia tenía ocho años sin golear a Argentina. Foto: AFP

El verdugo de Lionel Messi y Argentina tuvo procedencia mexicana: Roger Martínez, delantero del América de la Liga MX, hizo el tanto que encarriló el triunfo de Colombia, por 0-2, en su debut en la Copa América.

Martínez, de 24 años, se enfundó ayer el traje de héroe; salido del banquillo, pues no perfiló en el 11 inicial del técnico Carlos Queiroz, entró al campo al minuto 14, relevando a su compañero Luis Muriel, quien salió por lesión en el duelo que se sostuvo en la Arena Fonte Nova.

Minutos después de su entrada, el 20 de los cafetaleros recibió un balón dentro del área y sacó un disparo a corta distancia que buscó contrarrestar los embates de la Albiceleste. El conjunto de Lionel Scaloni, aunque dominó de inicio el partido, careció de la profundidad necesaria.

Lionel Messi, el creativo y mayor referente del equipo, comenzó un verano gris; sus capacidades individuales fueron neutralizadas por la fortaleza colombiana, evitando un desdoblamiento efectivo de los suyos.

El representativo argentino también contó con elementos mexicanos en su accionar. Guido Rodríguez, contención americanista, estuvo en el cuadro inicial, hizo 47 pases y tuvo una precisión de 89.4 por ciento en este rubro. Salió al 67’ y cedió su lugar a su tocayo Pizarro, elemento de los Tigres de la liga azteca.

Así, pasaron ocho años y 565 minutos para que Colombia le volviera a marcar a Argentina. El atacante Roger Martínez cortó esta mala racha con un derechazo en los linderos del área, con el cual venció al guardameta Armani, a los 71 minutos.

La Albiceleste se lanzó por el empate, entró en shock, y en lugar de un tanto salvador, recibió una segunda anotación, luego de una destacada jugada colectiva que cerró Duván Zapata (86’), quien tenía cinco minutos en el campo, pues relevó a Falcao.

Messi comenzó la Copa América con un descalabro, y Argentina no tuvo las cualidades necesarias para reponerse del tanto en contra.

De nada les sirvió tener mayor posesión de balón durante el partido, si en el momento que necesitaron los goles nadie apareció al frente.

Por Redacción de El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?