De Liguilla

El Cruz Azul vence a los Pumas y logra la cifra de puntos que asegura fase final

APENITAS. La Máquina
necesitó del VAR para salir airosa ante 10 auriazules. Foto: MEXSPORT
APENITAS. La Máquina necesitó del VAR para salir airosa ante 10 auriazules. Foto: MEXSPORT

El Cruz Azul necesita afinar el engranaje de su maquinaria, pero ganó en el momento justo para calentar motores rumbo a la Liguilla, pues con la victoria por 2-1 sobre los Pumas, alcanzó los 26 puntos, cifra con la que amarró virtualmente su boleto a la Fiesta Grande.

No obstante, fueron momentos de nerviosismo los que vivió ayer el conjunto de Pedro Caixinha en la recta final del partido, ya que la garra felina apareció con un disparo que Alan Mozo mandó al fondo de la red, el cual fue anulado por el VAR. Dicha jugada pudo representar el empate universitario, cuando jugaba con un elemento menos.

Al final, con mas problemas de los esperados, aguantaron los Cementeros para ligar su octavo partido liguero sin derrota, con una factura de tres empates y cinco victorias.

Por si fuera poco, la escuadra celeste también hizo polvo las esperanzas de fase final para los Pumas, quienes no tuvieron a Bruno Marioni en el banquillo, por cumplir una sanción de indisciplina cometida ante los Xolos.

Durante el duelo de la Fecha 15, La Máquina fue el equipo que logró la victoria gracias a la mayor disposición que desplegó. Sus aproximaciones gradualmente desgastaron al mediocampista felino Kevin Escamilla, quien al minuto 38 recibió su segunda amarilla, avalada por el VAR, y el conjunto auriazul se quedó con 10 hombres.

Así fue como llegó el destape de Milton Caraglio, quien desde el punto penal abrió el marcador (43’) y, posteriormente, convirtió su doblete de cabeza (56’). El 9 de los celestes llegó a nueve anotaciones en el Clausura 2019.

Pablo Barrera acercó (64’) con un penalti a los Pumas, que con garra amagaron con el empate y el tiro de Alan Mozo (75’) los revivió, pero la jugada se anuló por fuera de lugar.

Pese a ello, la recta final fue de alarido, debido a que los de la UNAM vendieron cara la derrota, al encerrar a los celestes dentro de su área; incluso Pablo Aguilar estuvo a punto de marcar un autogol, cuando se dejó ganar la espalda por Martín Rodríguez, pero el travesaño salvó a Corona.

Al final, Carlos González dejó ir el empate y consumó la eliminación de los auriazules.

 

Por ALEXIS HERNÁNDEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEXPERIENCIA. La ruta pasa por el Ángel de la Independencia. Foto: Pablo Salazar.

Maratón toma al centro