Cuestión de honor

Guillermo Echeverría rompió el récord mundial antes de los Juegos; en ellos fue abucheado

PRESIÓN. Guillermo Echeverría, el único nadador mexicano que rompió un
récord mundial, inspiró el documental “La otra medalla”.  Foto: @LAOTRAMEDALLA
PRESIÓN. Guillermo Echeverría, el único nadador mexicano que rompió un récord mundial, inspiró el documental “La otra medalla”. Foto: @LAOTRAMEDALLA

En julio de 1968, Guillermo Echevarría rompió el récord mundial de 1,500 m libres y las esperanzas de una medalla olímpica se postraron en sus hombros. No fue así: en México 68 terminó en sexto sitio, entre la rechifla y el desconsuelo.

 

Fue muy difícil, muy duro. Después del récord mundial ¡todo mundo me colgaba el oro! Estaba muy preocupado y me despertaba en las madrugadas con la almohada llena de sudor por la presión, porque todos me veían ganador sin serlo, relató con emoción Echevarría.

Tenía 20 años en julio de 1968, cuando en Santa Clara, California, tocó la pared en 16:28.1 y mejoró el crono de Michael Burton (16.34.1) que tenía vigente 13 meses. En menos de dos meses el propio Burton mejoró su registro por 20 segundos (16:08.57). Ambos nadadores se reencontraron en los Juegos de México.

 

Antes de entrar al agua yo sabía que no ganaría y me sentía más presionado cuando llegó el presidente Gustavo Díaz Ordaz, me entregó una tarjetita que decía: ‘Memo: nos vemos en el podio’, y no nos vimos allí; quedé sexto. Fueron tantas mentadas y rechiflas, que terminé más por honor que otra cosa, recordó.

Pasaron 50 años para que regresara a la Alberca Olímpica y cambiara la historia: festejaron su cumpleaños y tuvo una reconciliación con su pasado.

 

Por KATYA LÓPEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaPRESIONADO. Sebastián Jurado ha recibido 14 goles en cuatro jornadas. Foto: Mexsport

De mucho balompié