Cuatro décadas del 4:40, el Negro Casas

El luchador sigue con los festejos por su aniversario dentro del pancracio mexicano

También confesó que la Arena México es un lugar de grandes decisiones, tanto para él, como para la gente que la visita
También confesó que la Arena México es un lugar de grandes decisiones, tanto para él, como para la gente que la visita FOTO: Cuartoscuro

Las metas del Negro Casas son claras, y los reconoce al cumplir 40 años como luchador profesional.

Desde que me inicié en la lucha libre, siempre soñé con llegar al estrellato. Si voy a ser luchador, voy a ser de los buenos, no de los maletas. Y a pesar de obstáculos, Dios me dio esa suerte, dijo 40 años después de sus primeras actuaciones.

Él comenzó en la Arena Azteca de Raúl Reyes, quien lo recomendó a la empresa en el Toreo de Cuatro Caminos, lugar que lo catapultó a los primeros planos.

Fueron diez años, al inicio de mi carrera muy importantes, y siempre estoy agradecido con esos compañeros, con todos esos luchadores que me ayudaron, que me aconsejaron, que me golpearon porque así se hace un luchador, dijo.

Un día esperando a un amigo que iba a cobrar a la Arena México, Paco Alonso Luttheroth intercambió palabras con él.

Me ofreció un contrato, no millonario, pero era muy atractivo en aquellos tiempos. Entonces fui, pedí permiso en El Toreo, que me dejaran cambiar de empresa, dar las gracias, y sí, se arregló todo rápido y desde el 90, el Negro Casas aquí trabaja, recordó sentado en la lona del Coloso de Dr. Lavista.

A pesar de tener 30 años luchando para el CMLL, el recuerdo más incrustado en la memoria del Negro sobre el Coloso de Doctor Lavista sigue siendo el de su infancia, cuando su padre, quien le heredó la lucha, lo llevaba a ver el Circo Atayde.

También confesó que la Arena México es un lugar de grandes decisiones, tanto para él, como para la gente que la visita.

Aquí decidí romper una relación que me hacía mucho daño, aquí decidí romper con amistades que me hacían mucho daño. Aquí decidí muchas cosas que hasta la fecha, no todas han sido éxitos, pero la mayoría de las veces pude luchar contra ellas cuando no me atrevía a hacerlo, agregó.

Casas sabe que el tiempo no pasa en balde, y a pesar de su larga trayectoria, afronta de una manera muy especial su situación.

Soy un luchador, no puedo estar pensando en la derrota, contestó sobre si piensa en el retiro.

Sé que me tengo que hacer más viejo, sé que me puedo lastimar o fracturar, pero procuro no pensarlo, agregó el carismático luchador de 58 años.

Sin embargo, Casas admite que el éxito de su carrera se lo debe a su familia, a su Dios y a su público.

Y a ellos no los olvida.

Por Irving Furlong

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaDESCONSOLADO. Rafael Nadal dijo que
jugó su peor partido en arcilla en 14 años. Foto: AFP

Es Final inédita