El virus marca jornada

El duelo del Inter se juega a puerta cerrada, en una ronda donde quedan fuera Edson Álvarez y el Tecatito Corona

ALTERNATIVA. La afición nerazzurri tuvo que ver el duelo a través de la TV. Foto: REUTERS

Las medidas preventivas por el brote del coronavirus en Italia no permitieron que el Estadio Giuseppe Meazza de Milán fuera abierto, por lo que el duelo entre el Internazionale y el Ludogorets búlgaro, correspondiente a los dieciseisavos de final de la Europa League, tuvo que disputarse a puerta cerrada.

La precaución fue evidente, ya que las plantillas salieron del hotel de concentración hacia el inmueble con cubrebocas, mientras que los aficionados tuvieron que presenciar el choque, en donde los nerazzurri vencieron por marcador de 2-1, a través de las pantallas de televisión.

En el campo, los búlgaros se pusieron al frente con un tanto del brasileño Cauly Oliveira-Souza, antes del descanso, pero Cristiano Biraghi y Romelu Lukaku pusieron orden y llevaron al conjunto de Antonio Conte a octavos.

Mientras tanto, de los tres mexicanos que comenzaron la ronda de vencer o morir en el segundo torneo de clubes más importante de Europa, sólo Raúl Jiménez permanece en carrera, pues aunque no vio acción ayer y el Wolverhampton sucumbió por 3-2 en Barcelona, ante el Espanyol, la ventaja de 4-0 en la ida le dio el pase a los ingleses.

En Porto, los Dragones fueron superados por un Bayer Leverkusen que se defendió bien y tuvo alta efectividad en sus contragolpes, para vencer por 1-3 (2-5 global), en duelo donde Jesús Manuel Corona disputó los 90 minutos.

Finalmente, en Amsterdam, Edson Álvarez presenció desde la banca la eliminación del Ajax, que aunque superó por 2-1 al Getafe ante su público, quedó fuera del torneo con un agregado de 2-3.

Por Redacción El Heraldo de México

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.