Como gigante

El tricolor vuelve a la cima de Concacaf, tras llevarse el título en la Final ante Estados Unidos

México, dirigido por el estratega Gerardo “Tata” Martino, obtuvo el triunfo 1-0 ante EU. Foto Especial
México, dirigido por el estratega Gerardo “Tata” Martino, obtuvo el triunfo 1-0 ante EU. Foto Especial

El remate de Jonathan dos Santos no necesitó de potencia ni de gran velocidad. Sí de un espacio, por mínimo que fuera, por donde el balón cruzara la línea y entrara cerca del ángulo, para darle el triunfo a México sobre Estados Unidos en la final de la Copa Oro.

El grito de ¡gol! surgió desde el campo, corrió por la zona técnica, llegó a las tribunas del estadio Soldier Field y desembocó en una corrida heroica de los jugadores mexicanos. Todo a partir de Dos Santos, el hombre que le devolvió al equipo tricolor la condición de gigante de la Concacaf.

La jugada ocurrió a los 73 minutos, con la participación de Raúl Jiménez como poste y el lance del portero Zack Steffen como un último rasgo de espectacularidad. La noche empezó y terminó ahí para México, después de un partido complicado, en el que por momentos se vio superado y falto de puntería.

Para el cuadro estadounidense, el zurdazo de Dos Santos quebró la energía de su juego. No sólo porque las llegadas y los espacios dejaron de aparecer en el área de Guillermo Ochoa, sino, también, por la personalidad del Tricolor para manejar la ventaja en los minutos finales. Entonces, apareció el liderazgo de El Tata y ese estilo de tratar bien la pelota, bajo cualquier circunstancia.

A diferencia de otros encuentros, el equipo nacional se mantuvo fuerte en los pasajes más críticos. Supo defenderse sin tener el control, y atacó las veces que pudo, en busca de una mayor ventaja en el resultado.

La ciudad de Chicago recibió a los mexicanos como locales, por más que el conjunto de las barras y las estrellas fuera el anfitrión de este torneo. La prueba estuvo en los gritos de ‘¡México, México!’, el ‘Olé’ y el estallido de los seguidores del Tri, tras el remate a gol del menor de los Dos Santos.

Mientras su hermano Giovani hace maletas para llegar a Coapa, Jonathan y este Tricolor volvieron a la cima de la Concacaf.

POR: Redacción El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?