Caminando

El América supera una vez más sin problemas a unas Chivas patéticas

DOMINANTES.
Las Águilas festejaron a lo grande en territorio chiva. Foto: AFP
DOMINANTES. Las Águilas festejaron a lo grande en territorio chiva. Foto: AFP

Cuando lo requiere, el América sabe dar golpes importantes y, a esta pericia, se le sumó ayer una serie de eventualidades que le permitieron volver a triunfar en un Clásico Nacional. Las Chivas, en cambio, gestaron su debacle en el Estadio Azteca y la misma culminó ayer con la derrota 0-2 en el Akron.

Así concluyó una semana de lágrimas para el Rebaño; en los duelos de alta exigencia, cuando el orgullo está de por medio, el equipo fue estéril y sin hambre para defenderse ante su acérrimo adversario.

José Saturnino Cardozo firmó su cuarto partido de Liga MX sin victoria como técnico rojiblanco y arrojó un balance de sólo una victoria en sus más recientes ocho compromisos durante el Clausura 2019.

La molestia invadió a la afición de las Chivas, pues exigió a gritos la destitución de su director técnico. Fuera Cardozo, fuera Cardozo, sonó el reclamo en el inmueble de Jalisco.

El golpe mental del duelo más reciente de Copa arrojó secuelas en el compromiso de Liga, pues apenas a los dos minutos de juego, Nicolás Castillo metió un cabezazo violento que sacudió la red rojiblanca. El 0-1 llegó como gol de vestidor.

La autocrítica y la promesa de exponer un rostro más digno se quedaron fuera de la cancha; si bien hubo una mejor respuesta, incomodando la salida del rival, ésta sólo quedó en intentos sin resultados productivos. El conjunto rojiblanco estuvo en demasía acelerado, lo que no le dio calma y cabeza para hacer un juego inteligente.

Gradualmente el panorama se oscureció para el Rebaño. Con tan sólo 30 minutos en el reloj, José Cardozo sacó del campo a Alexis Vega y metió en su lugar a Luis Madrigal; seis minutos después, los rojiblancos se quedaron con un elemento menos por la expulsión de Jesús Molina (36’), por una falta sobre su contraparte Guido Rodríguez. Y, por si fuera poco, Alan Pulido tuvo que salir por lesión. Toda esta secuencia de desdichas, justo antes de concluir la primera parte.

Para el complemento, Andrés Ibargüen recibió su premio por su actuación en el clásico de Copa y Liga, con un tanto, al 49’.

Después de eso, el América sólo caminó para terminar su participación con dos victorias en la semana del Clásico Nacional.

Para las Chivas está en puerta el receso, gracias al parón por Fecha FIFA, que le permitirá replantearse como conjunto y reagrupar los ideales sobre los se rige está institución. En su regreso, la prueba será en CU para enfrentar a los Pumas.

Las Águilas, por su parte, sostendrán el 23 de marzo, en Estados Unidos, un amistoso ante el Atlas, y ya en su vuelta a la Liga MX recibirán en casa a los Tigres para el encuentro de la Jornada 12 del Clausura 2019.

Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaEn 16 partidos dirigidos, Marioni
tiene ocho ganados, seis perdidos y dos empatados.  Foto:  MEXSPORT

Descarta peleas internas