Cambio de vida

Santana pasó de trabajar en una empacadora de carne a ser un maratonista

José Luis Santana tiene un gran afecto por Joel Pacheco. Foto: Nayeli Cruz
José Luis Santana tiene un gran afecto por Joel Pacheco. Foto: Nayeli Cruz

Para José Luis Santana, el deporte se reducía a un partido dominguero de futbol. Una recompensa después de seis jornadas de 12 horas por día, estático, de pie, marinando filetes, empacando pollo, cortando chuletas. Una rutina de la que salió hace casi cinco años al descubrir que su mayor talento es correr y hoy su meta es tocar el podio en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Tengo un hijo de seis años y tenía que echarle ganas a todo. Trabajaba en la procesadora de carnes frías, hacía varias cosas desde el amanecer hasta la tarde, noche. Y era muy pesado, porque todo el día era trabajar parado, y pues como muchos trabajos en México: ‘muy matado y mal pagado’, confesó el jalisciense.

Fue su hermano quien lo motivó a cambiar el futbol por las carreras.

Casi a los 25 años empecé a correr, mi hermano ya tenía dos años en el atletismo, y siempre me decía que debería hacerlo, me animaba hasta que me inscribí, y sin entrenar ni nada quedé tercero en una carrera; eso me empezó a motivar, y no por ganar, sino por ir adelante. Duré un año entrenando por las tardes nada más, y cuando me decidí que podría ganar, vine a la CDMX para entrenar, agregó.

Santana renunció a todo: a los domingos de fútbol, al trabajo en la empacadora, pero también a estar con su pequeño.

Eso fue lo más difícil. Cada vez que voy a verlo y me despido, me dice que se quiere ir conmigo. Siento feo, pero cuando pasa eso, siento mucha fuerza, y pienso que no estoy aquí para perder el tiempo, vine a echarle ganas. A pesar de todo, mi hijo está contento con lo que hago, agregó.

Las horas de ausencia se transforman en esfuerzo. En 2016, Santana debutó en el maratón con un registro de 2h:22m.00s, y un cuarto sitio en el 42k, de Ciudad Juárez, registro que este año rebajó por nueve minutos, pues en el Maratón de Houston marcó 2h:13m.20s, la cuarta mejor marca de América en el 2019, en un lista que lidera, su amigo y coequipero mexicano: Joel Pacheco.

Nosotros sabemos las capacidades que tenemos. Joel y yo nos sentimos seguros de lograr nuestros objetivos, y nuestro objetivo es ganar medalla, quedar 1-2, sin importar el orden, no importa si es él o yo, es por México. Ésa es la meta, y para mí, dar la marca olímpica y correr el maratón en Tokio 2020, expresó el fondista, quien con el entrenador Enrique Hernández buscan una nueva historia.

Por Katya López

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaAbraham Ancer jugará
a partir de las 7:26 horas; mientras que Isidro lo hará a partir de las las 8:43 hrs.Foto: ENRIQUE BERARDI

Tienen calidad mundial