“No seré víctima de mis excusas”: Briseida Acosta

La taekwondoín vive su primera oportunidad de disputar un pase a Juegos Olímpicos, tras vencer a María Espinoza

Briseida Acosta fue medallista en Lima. Foto: Mexsport

Diez años después de que gano una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur, la medallista mundial Briseida Acosta buscará por vez primera una plaza a los Olímpicos adultos.

La taekwondoín superó en dos de tres combates a la triple medallista olímpica María Espinoza y competirá en el Torneo Continental de Costa Rica el 11 y 12 de marzo.

Estoy muy emocionada de ser yo quién represente a mi país. María tiene una larga trayectoria, pero la vida es de ciclos y este ciclo es el mío; yo podría dar mil y un excusas del por qué podría o no clasificar a Tokio pero eso no importa, sólo me preparo para no ser una víctima de mis excusas, dijo Acosta Balarezo.

María del Rosario y Briseida Acosta han desarrollado una carrera en paralelo: ambas en el taekwondo, ambas de Sinaloa, ambas con medallas mundiales (una plata y un bronce de Briseida por un oro una plata y un bronce de María), pero en la que Espinoza ha clasificado tres veces a Juegos Olímpicos y en todos ha subido al podio (Beijing 2008: oro: Londres 2012: bronce; Río 2016: plata), pero más que adversaria, Acosta reflexiona sobre esta competitiva relación.

A veces en el deporte existe un reinado y no hay nadie más que una persona, otras vienes al paralelo de gente que es grandiosa y extraordinaria. ¿Qué sería de María si Briseida no hubiera estado detrás de ella? ¿Y qué sería de Briseida si no hubiera estado allí María? Esto fomenta una competencia sana para sacar lo mejor de las dos en el momento indicado, agregó Acosta Balarezo.

El mismo proceso de eliminación vivió el año pasado para competir en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 donde ganó oro, en su debut en la justa continental; un logro fruto de la paciencia. He tenido que trabajar mucho en eso. Me gusta que las cosas salgan a mi favor y cuando no es así, tienes que aprender a soltar; eso y la disciplina, la disciplina mata al talento, pero si unes talento, trabajo y disciplina, salen coas buenas y se cumplen grandes sueños.

De llegar a la final en la división olímpica de los +67kg., Briseida lograría el boleto y, según el criterio de la Federación Mexicana de Taekwondo, debe pelear nuevamente ante María para definir cuál de las dos va a Tokio 2020.

Me apego a los procesos la federación, tomando en cuenta la situación en la que están: con dos competidoras de alto nivel es difícil elegir, ellos quieren que vaya la mejor por México y obviamente el proceso de cada quien es diferente, para mi es importante el haber probado que aún con todo, estoy preparada para representar a México en Tokio.

Briseida vive uno de los mejores procesos de su carrera deportiva, en el contraste de la Federación Mexicana de Taekwondo, que ha sido señalada por malversación de recursos, por despedir al entrenador Julio Álvarez del equipo de María Espinoza o por no registrar a la selección nacional a un evento que otorgaba puntos en el ranking olímpico.

Uno sabe que hay política y varias cosas que son parte de juego y que hay que aprender a sobrellevarlo. No todo es tan bueno o tan malo. El sueño te mantiene a flote y la gente en que confías es tu soporte.

Por primera vez, en los últimos 15 años, a cinco meses de los Juegos Olímpicos México no tiene ninguna plaza asegurada para competir, sin embargo Briseida ve en sus compañeros Daniela Souza (-49kg.), Brandon Plaza (-58kg.)y Carlos Sansores (-80kg.), junto con ella, una generación competitiva y capacitada para lograr todos los cupos.

Somos una generación que combina juventud y experiencia de manera perfecta. Daniela ha sido medallista mundial juvenil, es Campeona Panamericana, Brandon y Carlos medallistas mundiales, así que el nivel, lo tenemos, garantizó la atleta de 26 años de edad, quien representa al Ejército Mexicano.

Por: Katya López Cedillo

hgm

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.