Regreso a casa

Cruz Azul vuelve a ser local en el Estadio Azteca 22 años después; allí forjó su grandeza

FOTO: MEXSPORTS
FOTO: MEXSPORTS

El anhelo de recobrar viejas glorias hoy se tiñe celeste, pues después de 22 años, el Cruz Azul regresa al recinto histórico que fue su casa por 25 años y en el que conquistó cinco de sus ocho títulos de Liga MX: el Estadio Azteca, que albergará el duelo ante el Puebla de la Jornada 1 del Apertura 2018.

Bajo la gestión del entonces presidente, Guillermo Álvarez Macías, el club cementero comenzó a disfrutar de la localía en El Coloso de Santa Úrsula para la Temporada 1971-72; justo en ese torneo, tras vencer al América por 4-1 en este escenario, La Máquina obtuvo su tercera corona del futbol mexicano.

Este fue el augurio de la hegemonía que ostentó la institución celeste en la década de los 70, en donde se consagraron leyendas como Miguel Marín, Javier El Kalimán Guzmán, Nacho Flores, Horacio López Salgado y Fernando Bustos, entre otros.

De esta manera, La Máquina conquistó cinco veces la hoy Liga MX mientras jugó como local en el Estadio Azteca, de las cuales en cuatro levantó el trofeo de campeón sobre su césped.

Regresar a una casa en donde has sido feliz suma algo más a nuestro estado de ánimo; ahora lo más importante es el sentimiento de un club que está regresando con su identidad, con su unidad, aseguró Pedro Caixinha, el timonel de La Máquina, de cara al retorno celeste a El Coloso de Santa Úrsula.

Al término de su contrato con los dueños del Azteca (1996), el club de La Noria se mudó al Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, aunque nunca pudo coronarse en ese sitio, ya que su único título en poco más de 20 años lo logró en León, tras imponerse con marcador de 2-1 global a La Fiera.

 

En el seno de una familia el cambio es algo importante; cambiamos del Estadio Azul, un lugar donde no se tuvo mucho éxito, hablando del tema de trofeos, ahora a nuestra casa (el Estadio Azteca), agregó el estratega luso, previo el duelo de hoy.

 

El choque entre celestes y La Franja tendrá un valor agregado, ya que el escenario de Santa Úrsula estrenará nuevo terreno, un césped híbrido compuesto en 95 por ciento por pasto natural y cinco por artificial.

Ayer los jugadores celestes sostuvieron su primer entrenamiento en este campo, al cual Caixinha no le puso ningún pretexto, pese a que aún continúa la labor de colocación, para intentar obtener la victoria ante el conjunto poblano.

 

Da igual que sea arena, que sea un híbrido, lo que sea, debemos ganar el partido. Se va a seguir trabajando en lo que toca a la organización de la cancha, por supuesto no va a estar al 100 por ciento, pero eso no es algo que nos lleve a estar preocupados, sentenció el estratega de La Máquina.

Con este nuevo escenario, el Cruz Azul aspira a emular aquellas viejas glorias de la década de los 70, y romper con una sequía de más de 20 años sin un título de Liga MX.

 

Por ALEXIS HERNÁNDEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
MetaHoracio de la Vega, Haile Gebrselassie y José Ramón Amieva (Foto: Notimex)

Invita a correr