Vislumbra EU arancel a autos

Una investigación del departamento de comercio de EU analiza gravar las importaciones de autos desde México

Foto: Archivo/ Cuartoscuro
Foto: Archivo/ Cuartoscuro

PLAYA DEL CARMEN. Más allá de los aranceles impuestos arbitrariamente por el gobierno de Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio, provenientes de México, Canadá y Europa, y que le afectan al país, lo que le preocupa a la Secretaría de Economía (SE) es que se hagan realidad los correspondientes a los automóviles que México exporta al país vecino.

Así como sucedió con los aranceles impuestos al acero y aluminio comenzó una investigación por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos para ver si también las importaciones de automóviles representan un riesgo a la seguridad nacional, y se les debe poner aranceles, sostuvo el titular de la oficina comercial del TLCAN con sede en Washington de la Secretaría de Economía, Guillermo Malpica.

Además, dijo que se desconoce cuál será el impacto económico que tendrán esos aranceles, aunque no descartó que fuera un daño menor a lo que se observó al vinculado al acero y al aluminio que ronda cuatro mil millones de dólares.

En el caso de los aranceles al acero y al aluminio, la investigación duró entre 6 y 7 meses, continuó, no sabemos cuándo terminará y, por ende, cuándo aplicarán, pero al igual que sus represalias iniciales, ésas las veríamos sin argumentos.

¿Qué riesgo de seguridad es importar un Mercedes-Benz a EU?, cuestionó el funcionario.

Y en ese contexto, el gobierno mexicano, de acuerdo con Malpica, podría aplicar aranceles a otros productos de los que ya están bajo la represalia como respuesta al probable gravamen a los automóviles.

Tú puedes cambiar la lista de productos cuando quieras, se llama ‘carrusel’, eso te permite que tus medidas sigan teniendo el mismo impacto porque a lo largo de los meses, los operadores económicos asimilan el costo s, si los cambias mantienes vigente el impacto y además das incertidumbre a los otros, explicó Malpica.

POR EVERARDO MARTÍNEZ

¿Te gustó este contenido?