Ven recorte en la calificación

MOODY´S, BBVA y el IMCP aseguran que fue insuficiente el apoyo a Pemex

 El nuevo esquema fiscal de Pemex comprende menorcarga tributaria. Gráfico: Allan G. Ramírez
El nuevo esquema fiscal de Pemex comprende menorcarga tributaria. Gráfico: Allan G. Ramírez

El apoyo financiero que anunció la administración de López Obrador para Pemex es insuficiente para sacar a flote a la petrolera, lo cual abre la puerta a la posibilidad de un recorte adicional en la calificación soberana y de la empresa, coincidieron Moody´s, BBVA México y el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

El gobierno de México tiene que aumentar su apoyo financiero a Pemex de manera significativa para incrementar su inversión de capital a los niveles necesarios para reemplazar completamente sus reservas, sentenció Moody’s.

Esta semana se presentó el Plan de Negocios de Pemex, el cual comprende apoyos por cerca de 14 mil millones de dólares en tres años, apenas 13 por ciento de la deuda total de la empresa (106 mil millones).

En moneda nacional, el monto es por 169 mil millones de pesos, una suma casi similar a lo que hubiera costado la construcción total del aeropuerto en Texcoco.

Moody’s calificó de ambiciosas las metas anuales de producción y advirtió que el gobierno también puede necesitar financiar los vencimientos de deuda de la compañía y su déficit de flujo de efectivo.

En junio, la firma bajó a negativa la perspectiva de la nota soberana y de Pemex.

Citi Research y BBVA México advirtieron que el riesgo de que Moody’s baje la calificación de Pemex a basura, como ya lo hizo Fitch, se mantiene latente. De darse el caso, se desataría una venta masiva de bonos de la petrolera por al menos seis mil millones de dólares, estimó Barclays hace poco más de un mes y medio.

PRESIÓN EN LAS FINANZAS

Ernesto O’ Farril Santoscoy, presidente de la Comisión de Análisis Económico del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), advirtió que las arcas públicas tendrán un hoyo fiscal equivalente a la ayuda que el gobierno pretende dar a Pemex.

El apoyo del gobierno no es suficiente. La estrategia va en dos sentidos: van a inyectar capital, pero van a dejar de recaudar los derechos de tasa única. Entonces, estas generando un agujero adicional a las finanzas (…). Puede ser que, en el futuro, ante la desaceleración o recesión, caiga la recaudación y, con ello, va incrementando el riesgo de que las calificadoras bajen la nota de la deuda soberana, expresó.

POR FERNANDO FRANCO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Guadalajara

Jalisco tiene 20% de las convenciones