Valoran en 7 mdp estudio vs. sargazo

Se trata de un proyecto de investigación tecnológica cuyo objetivo es contribuir a mitigar el impacto ambiental

55% BAJÓ EL
TURISMO EN
CANCÚN ESTA
SEMANA. FOTO: ESPECIAL
55% BAJÓ EL TURISMO EN CANCÚN ESTA SEMANA. FOTO: ESPECIAL

El estudio que encargó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para desarrollar una solución integral ante el problema del sargazo cuesta siete millones de pesos.

En respuesta vía correo electrónico a El Heraldo de México sobre los detalles de la convocatoria de estudios, el Consejo expuso que a la fecha se han ejercido 3 millones 490 mil pesos, los cuales emanan del Fondo Sectorial para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación Tecnológica en Turismo.

Además, la investigación será entregada en su totalidad en septiembre de 2020, y no en mayo como este diario había informado la semana pasada, debido a que el contrato no fue firmado inmediatamente a la resolución de la convocatoria del Conacyt en noviembre de 2018, sino hasta febrero pasado.

Se trata de un proyecto de investigación tecnológica cuyo objetivo es contribuir a mitigar el impacto ambiental, económico y social por la llegada de la alga marina a las costas de Quintana Roo.

Dentro de las soluciones que se buscan es cómo utilizar el sargazo como un biocombustible.

DISIMULAN OFERTAS

De acuerdo con los resultados de la convocatoria, la asociación civil CIATEQ, A.C. Centro de Tecnología Avanzada, es la entidad encargada de realizar el estudios.

Pese a que la convocatoria fue pública, las otras propuestas no fueron publicadas y tampoco fueron compartidas en la solicitud de detalles que realizó este medio.

El argumento fue que, como las otras instituciones o empresas ofertantes no recibieron recursos públicos o lo ejercen a raíz de dicho concurso, no pueden ser publicadas sus posturas.

Uno de los criterios que el INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales) ha seguido es que la información relativa a las personas morales que reciben o ejercen recursos públicos se encuentra enmarcada en el régimen de publicidad de la información, por lo que contrario sensu (en sentido contrario), cuando la información en posesión de los sujetos obligados no ha recibido o ha sido ejercida a través de recursos públicos, queda exenta de dicho régimen, respondió el Conacyt.

Por Everardo Martínez

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2afores ahorro

Bajos ingresos impactan afores