Tren Maya conectará con el Transístmico

La obra en el sur del país entroncará con la vía que se planea en Oaxaca y Veracruz

Tren Maya. Gráfico: Sandra Romo.
Tren Maya. Gráfico: Sandra Romo.

El desarrollo que propiciará el proyecto del Tren Maya alcanzará otros horizontes, debido a que también conectará con el Corredor Transístmico.

En entrevista, Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), y que encabeza el proyecto del Tren Maya, explicó que esta interconectividad implicará que un ferrocarril pueda correr con más peso y velocidad. Legalmente la concesión del Tren Maya inicia desde Palenque y recorrerá todo el circuito, pero de Palenque a Coatzacoalcos luego a Medias Aguas y hacia el Istmo obviamente tiene que mejorar la calidad de vía porque ya existe, dijo.

Para hacer posible el proyecto, el gobierno federal tendrá que rehabilitar la vía ferroviaria en más de 300 kilómetros, cambiar los durmientes y los rieles para que los trenes puedan circular con más peso y a mayor velocidad sin riesgo de descarrilamiento.

Jiménez Pons explicó eso le dará al tren una mayor clasificación que le permitirá manejar carga y pasajeros y poder circular a 160 kilómetros por hora.

CONTRATOS CON IP

Fonatur informó que para realizar el proyecto, 10 por ciento de la inversión la hará el gobierno federal y 90 por ciento estará a cargo de la Iniciativa Privada.

El Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, una empresa estatal, deberá hacerse cargo de las vías que van de Salina Cruz a Medias Aguas, pero también deberá elevar la calidad de la ruta que va de El Chapo, Veracruz, hasta Palenque, Chiapas, pues en el tramo ferroviario que cruza Coatzacoalcos, ya existe y está a cargo de la empresa Ferrosur, de Grupo México.

El funcionario encargado del proyecto explicó que serán siete tramos los que se entregarán a empresas vía licitación pública internacional. Adicionalmente, una para el material rodante y otra a un operador.

Serán contratos de servicios. Un tramo para cada consorcio, obligados para el periodo que se otorgue. Eso es importante porque han habido malas experiencias en algunas infraestructuras donde se va el contratista y te deja una cartera con vicios de origen y tienes que repararlo, agregó.

 

El 90 % del Tren Maya se construirá con inversión privada. Gráfico: Sandra Romo.

Con esas empresas se firmarán contratos de Asociación Pública-Privada para servicios. No obra pública. Los pagos serán del Estado considerando las condiciones de vías y serán para capital, intereses y el mantenimiento.

Fonatur abrió la posibilidad de que sean contratos a 30 años de duración, los cuales suelen ser prorrogables por un periodo similar.

El terreno no es tan grave. Si bien es un terreno cárstico y puede haber huracanes, hay trenes en el mundo que tienen peores circunstancias, dijo.

 

Por Everardo Martínez

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2FOTO:ESPECIAL

Empresas están ligadas a corrupción