Superávit agropecuario se desacelera

De enero a noviembre de 2018 tuvo su primer descenso anual, luego de tres años al alza

MÉXICO REGISTRÓ DE ENERO A 1,798 NOVIEMBRE UN SALDO POSITIVO EN Otras frutas
SU BALANZA AGROALIMENTARIA, SIN
EMBARGO SU AVANCE FUE MENOR 1,197 RESPECTO AL DEL AÑO PREVIO.Gráfico: Paul Perdomo
MÉXICO REGISTRÓ DE ENERO A 1,798 NOVIEMBRE UN SALDO POSITIVO EN Otras frutas SU BALANZA AGROALIMENTARIA, SIN EMBARGO SU AVANCE FUE MENOR 1,197 RESPECTO AL DEL AÑO PREVIO.Gráfico: Paul Perdomo

Durante 2018 el saldo de la balanza comercial agropecuaria de México retrocedió con respecto a su año previo, algo que no sucedía desde 2015.

En ese año, México registró por primera vez en más de 20 años un superávit en la balanza comercial agropecuaria, es decir, vendió más productos de los que compró al extranjero.

Desde entonces, cada año la diferencia entre las ventas y las compras inclinaba la balanza en favor de México. Incluso, entre 2015 y 2016 el saldo prácticamente se duplicó al crecer en 98.7 por ciento, de acuerdo con los datos del Banco de México.

Esta tendencia se revirtió el año pasado, pues el saldo cayó 13 por ciento, al pasar de 2 mil 880 millones de dólares (mdd) en 2017, a 2 mil 513 mdd en 2018, en ambos casos a noviembre.

Hay dos razones que están detrás de esta caída, explica Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas. La primera de ellas es el descenso en el valor de productos como el aguacate y el jitomate, derivado del crecimiento que se ha dado en la oferta, es decir, en la producción primaria de los mismos.

Por otra parte ha habido una reducción en la producción de otros rubros, como el trigo y el sorgo, lo que ha alimentado las importaciones para poder satisfacer la demanda local. A esto se suma que el crecimiento en el maíz amarillo está por debajo del requerimiento del país, por lo cual también se acude a más importaciones para responder a las necesidades de la industria.

Los datos de Banxico indican que las importaciones crecieron 8 por ciento, entre enero y noviembre del año pasado, mientras que las exportaciones lo hicieron en 3.8 por ciento, diferencia que se ve reflejada en la reducción del saldo de la balanza comercial agropecuaria.

 

MÉXICO REGISTRÓ DE ENERO A 1,798 NOVIEMBRE UN SALDO POSITIVO EN Otras frutas
SU BALANZA AGROALIMENTARIA, SIN EMBARGO SU AVANCE FUE MENOR 1,197 RESPECTO AL DEL AÑO PREVIO.Gráfico: Paul Perdomo

Esta balanza incluye rubros de producción primaria como ganado, leche y derivados, granos, frutas y hortalizas, es decir, no incluye productos procesados por la industria como la cerveza, que es el principal producto de exportación del sector.

Para Anaya, la reducción en el saldo de la balanza comercial agropecuaria es una situación coyuntural, y destaca que sigue creciendo la participación de rubros como el hortofrutícola, uno de los ítems que más espacio ha ganado en las exportaciones mexicanas en los últimos años.

El maíz, las semillas de soya y el trigo son los productos que más peso tienen dentro de las importaciones mexicanas de rubros en el sector primario.

 

Por Everardo Martínez

jrr

 

¿Te gustó este contenido?