S&P baja a “negativa” calificación de Pemex

Después de su revisión del perfil crediticio individual de Pemex, en agosto de 2018, a "bb-", la firma esperaba que la empresa implementara diversas iniciativas estratégicas para mejorar la salud de sus operaciones

S&P revisó su evaluación del perfil crediticio individual de la petrolera (SACP, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) a 'b-' desde 'bb-' Foto: Cuartoscuro Archivo

La agencia financiera Standard & Poor’s (S&P) ajustó la perspectiva de la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de estable a negativa, en línea con la modificación soberana que realizó el viernes pasado.

 

La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años, comentó la calificadora en un comunicado.

 

Por otra parte, S&P revisó su evaluación del perfil crediticio individual de la petrolera (SACP, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) a ‘b-‘ desde ‘bb-‘, debido al continuo deterioro de los perfiles de riesgo de negocio y financiero de la empresa que ha comprometido la recuperación de sus principales líneas de negocio.

 

Consideramos que el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital, señaló.

 

Refirió que después de su revisión del perfil crediticio individual de Pemex, en agosto de 2018, a bb-, la firma esperaba que la empresa implementara diversas iniciativas estratégicas para mejorar la salud de sus operaciones, particularmente mediante asociaciones de inversión con socios privados.

 

Bajo nuestro escenario base, asumimos que la empresa lograría contener el descenso en la producción de petróleo crudo y que esta se estabilizara en poco menos de 1.90 millones de barriles diarios (mbd), explicó.

 

También indicamos que un factor clave que respaldaba el SACP de PEMEX en ‘bb-‘ era la comparación favorable con sus pares de la industria en términos de escala, volumen de reservas probadas y volúmenes de producción.

 

Pese a ello,  S&P confirmó sus calificaciones en escala global de BBB+ en moneda extranjera y de A- en moneda local, así como las calificaciones crediticias de emisor en escala nacional de largo y corto plazo, de mxAAA y mxA-1+, respectivamente, y deuda de mxAAA.

 

Las mayores asignaciones presupuestales para Pemex, en 2019, y las recientes declaraciones públicas del gobierno federal asegurando que la empresa cumplirá de manera puntual con todas sus obligaciones financieras, refuerzan nuestra evaluación de una probabilidad casi cierta de respaldo extraordinario de parte del gobierno mexicano si la empresa afronta dificultades financieras. Por lo tanto, las calificaciones de la petrolera continúan reflejando las calificaciones soberanas de México, destacó.

Por Fernando Franco

dc

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.