TLCAN: sector agrícola regresa contento a sus países

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario se dijo contento porque los tres países unificaron posturas y rompieron con el discurso de confrontación

Bosco de la Vega Valladolid. Archivo. CUARTOSCURO.
Bosco de la Vega Valladolid. Archivo. CUARTOSCURO.

Los sectores agrícolas de México, Estados Unidos y Canadá terminan de buena manera la primera ronda de la negociación para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) porque pactaron continuar con el acuerdo comercial trilateral y alinear posturas.

Nos regresamos contentos a nuestros países, dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

El sector privado de agricultura llevará reforzado a México para la segunda ronda de negociación porque quiere continuar impulsar el comercio entre los tres países en materia de productos agrícolas, cuya industria ha ido creciendo.

LEE: Termina ronda de TLCAN con diferencias y tensiones en reglas de origen

Aseguró que los gobiernos saben que las empresas privadas del sector agropecuario de los tres países están unificados y rompieron con el discurso de confrontación impulsado por el presidente Donald Trump y su representante comercial Robert Lighthizer.

Saben que tienen una sola posición. Eso es a gran ventaja. Entonces la hora de negociar, teniendo presente las presiones entre las mesas de trabajo de gobierno a gobierno, saben que su parte privada está unificada con los objetivos que buscamos, expuso De la Vega.

Afirmó que la industria está alineada en los puntos de las reglas claras de comercio, transparencia en las normas sanitarias y fitosanitarias.

Como región, nos queremos proteger sanitaria y fitosanitariamente para seguir desde la región la conquista de Europa, América Latina y Asia, comentó De la Vega.

Por su parte, John W. Masswohl, director de relaciones gubernamentales e internacionales de la Asociación Ganadera de Canadá (CCA, por sus siglas en inglés), indicó que la industria no quiere que se impongan barreras y restricciones al comercio, sino que se siga impulsando el TLCAN, aunque es necesario modernizarlo y mejorarlo.

Señaló que uno de los temas de controversias que enfrentan los tres países es las compras gubernamentales en materia de alimentos. Por ejemplo, el Departamento de Defensa compra muchos alimentos, pero la mayoría de los productos son locales, por lo que es difícil para los mexicanos y canadienses integrar ese mercado.

El programa de compra de productos nacionales, conocido como Buy American, impulsado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través de un decreto, frena el comercio y las posibilidades de aperturas de mercados para la industria agrícola, advirtió Masswohl.

Sobre las reglas de origen, explicó que en el actual TLCAN se considera que el origen es donde nació el animal, mientras que en cuando a los alimentos es donde se transformó, lo cual es una medida apreciada por el sector y las empresas agropecuarias quieren que se mantenga esta regla.

 

Por Pierre-Mark René

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso