Se desinfla el empleo en el sector agrícola

Al cierre de 2018 hubo una reducción de 245 mil plazas, y una baja promedio de 7.2% en la producción

 Emplear alimentos provenientes de pequeños productores garantiza beneficios. Foto: Cuartoscuro.com
Emplear alimentos provenientes de pequeños productores garantiza beneficios. Foto: Cuartoscuro.com

El retroceso que tuvo la actividad agrícola durante 2018 se reflejó en el personal ocupado en el sector, toda vez que cayó 4.1 por ciento en el último trimestre de 2018, con respecto al mismo lapso de 2017.

Así, al cierre de diciembre del año previo, la plantilla laboral se ubicó en cinco millones 762 mil trabajadores, cifra inferior en 245 mil plazas frente a seis millones siete mil puestos que había al cierre de 2017.

Estas actividades están relacionadas con la siembra y cosecha de frutos del campo, y concentran 84 por ciento de los empleos del sector primario, que ascienden a seis millones 875 mil trabajadores, de acuerdo con los datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

La contracción de 4.1 por ciento en el empleo del subsector agrícola arrastró consigo los datos de empleo en el sector primario de la economía. En general la caída fue de 2.6 por ciento, tomando en cuenta a los sectores pecuario y pesquero, ambos positivos.

La desaceleración en el empleo inició en el segundo semestre de 2018, cuando el número de plazas pasó de crecer 3 por ciento en el primer trimestre, a 0.6 por ciento en el segundo. Finalmente, los dos últimos trimestres del año el empleo decreció.

Las entidades federativas más afectadas son Puebla, con 96 mil empleos menos; Oaxaca, con una contracción de 60 mil plazas; Michoacán, con 44 mil 900 puestos de trabajo menos, y Jalisco, con una contracción de 37 mil 400 trabajadores.

 

El sector primario, de la economía, acumula 12.7% del empleo en el país.

CAMPO, A LA BAJA

Las cifras del empleo en el campo durante 2018 fueron muy similares a la actividad agrícola.

En tres de los cuatro trimestres del año pasado la producción agrícola se contrajo frente a los resultados de 2017.

Maíz de grano, trigo, sorgo y chile verde experimentaron el año pasado un descenso en su producción, explicó Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), además, agregó, el impacto que tuvieron los factores climáticos, como las lluvias en Sinaloa, las cuales afectaron la producción de maíz, uno de los principales productores de grano a escala nacional.

Mientras que en el caso del trigo ha habido descensos por caída en la productividad del cultivo. Por su parte, el empleo en los sectores pecuario y pesquero fueron similares con el comportamiento de sus subsectores.

 

POR ENDER MARCANO

 

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de la SHCP, dio una conferencia de prensa ayer por la tarde. Foto: Daniel Ojeda

Escasez de fármacos, se debe a IP