Reforma Energética causa baja en empleos

Se perdieron 25 mil trabajos entre 2013 y 2018, según la Auditoría Superior de la Federación

Molinos de Viento. Foto: Especial
Molinos de Viento. Foto: Especial

La Reforma Energética no cumplió las metas de empleo planteadas.

Por el contrario, en el sector de energía mexicano se perdieron 25 mil puestos, tras la entrada en vigor en 2013 de la reforma de Enrique Peña Nieto, según el documento Evaluación de la Reforma Energética, elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La reforma estableció la meta de crear hasta medio millón de puestos de trabajo adicionales entre 2013 y 2018, como parte de los cambios impulsados que detonarían la actividad económica.

Sin embargo, durante ese periodo el empleo en la industria observó una caída de 7 por ciento al pasar de 342 mil a 317 mil puestos de trabajo, detalló la ASF.

La caída en el empleo fue incluso más severa en comparación con el periodo de 2008 a 2013, el cual estuvo marcado por la crisis económica y financiera, y en donde el sector energético perdió 11 mil empleos, es decir, la caída acumulada fue de sólo 3 por ciento.

De acuerdo con el documento Observatorio de Talento del Sector Hidrocarburos, elaborado por el Tecnológico de Monterrey, los estados petroleros de Tabasco, Campeche, Veracruz y Tamaulipas fueron los principales afectados por la caída en el empleo del sector y alcanzaron tasas de desocupación de entre 3.8 y 6.4 por ciento, tras la implementación de la Reforma Energética.

Los expertos señalan que la caída observada en los precios del petróleo retrasó varios proyectos e influyó en la dinámica del sector.

La desaceleración en las actividades de exploración y extracción, que se dio entre 2014 y 2016 por los precios del crudo, impactó a los estados petroleros y eso le pegó a las estadísticas y a las metas que se fijaron en la reforma, afirmó Jorge Luis Lavalle, experto de la consultoría Accuracy.

El gran error del gobierno anterior fue la meta que prometió. En el sector energético había una nómina muy inflada, más gente trabajando de la necesaria, como parte de las prerrogativas del sindicato petrolero durante tantos años, y entonces era imposible crear más empleo, opinó Jorge Andrés Castañeda, consultor independiente en energía.

La ASF señaló que a partir de 2013 el empleo cayó a una tasa de 1.5 por ciento en promedio cada año; de seguir con esa tendencia se perderán otros 44 mil empleos hacia 2025.

De mantenerse el comportamiento observado, la ASF pronosticó que en 2025 existirán 272.9 miles de empleos, por lo que no resulta factible el cumplimiento de la meta de generar 2.5 millones de empleos adicionales para 2025, detalló.

Gráfico: Paul D. Perdomo

PRIVILEGIO

En el sector energético había una nómina muy inflada, más gente trabajando de la necesaria, como parte de las prerrogativas del sindicato petrolero durante tantos años. JORGE A. CASTAÑEDA, CONSULTOR DE ENERGÍA

Por Adrián Arias

edp

¿Te gustó este contenido?