Proponen aumentar 24 mil gasolineras

Los especialistas consideran que el mercado no se está desarrollando lo suficiente y se mueve a ritmo lento, ya que el entorno regulatorio del país dificulta la apertura de estaciones de servicio

A cuatro años de la Reforma Energética, México sumó 12 mil 155 estaciones de gasolina. Foto: Especial.
A cuatro años de la Reforma Energética, México sumó 12 mil 155 estaciones de gasolina. Foto: Especial.

A cuatro años de la Reforma Energética, México sumó 12 mil 155 estaciones de gasolina, en donde 30 por ciento de ellas pertenecen a marcas de empresas privadas que entraron al país como resultado de la apertura del mercado, sin embargo, esta cantidad no es suficiente para generar un entorno de competencia que beneficie a los consumidores, ya que se requieren al menos 24 mil estaciones, según expertos, en un entorno regulatorio que dificulta la apertura de nuevas estaciones y que implica inversiones varadas por nueve mil millones de pesos.

La reforma permitió la aparición de 52 marcas de gasolineras que detentan tres mil 472 estaciones de servicio en el país. Oxxogas es la marca privada con más estaciones, al sumar 483 gasolineras, mientras que en segundo lugar se ubica BP, con 383. El tercer competidor más importante es G500, con 270 estaciones de servicio, de acuerdo al Diagnóstico de la Industria de Petrolíferos 2018, de la Sener.

Las nuevas marcas le han arrebatado a Pemex 30 por ciento del mercado a cuatro años de que se abrió la industria y se liberaron los precios de las gasolinas, sin embargo, la petrolera aún mantiene la supremacía del mercado, con ocho mil 683 estaciones que están bajo su franquicia, según el documento.

Datos de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) detallan que de 2014 a 2015 hubo un incremento de 3.5 por ciento en el número de estaciones de servicio, tasa que disminuyó a 2.5 por ciento anual de 2015 a 2017.

A pesar de estos avances, el mercado no se está desarrollando lo suficiente y se mueve a ritmo lento: Hace dos años teníamos un crecimiento de 2 por ciento en estaciones, y ahora se ha caído a 0.8 por ciento. Se requiere por lo menos del doble de gasolineras, al menos 24 mil, para tener un entorno competitivo. El problema es que nadie está construyendo estaciones, y lo que estamos viendo es una conversión de las existentes, un cambio de bandera, dijo Isaías Romero, presidente de la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES).

La Cofece ha señalado que nuestro país observa un déficit de gasolineras con respecto a otras naciones, ya que cada estación de servicio atiende en promedio a 10 mil 560 habitantes, cifra que contrasta con otras naciones como EU, en donde por cada gasolinera hay dos mil 657 habitantes, mientras que en Brasil una atiende en promedio a cinco mil 461 habitantes.

El problema se agrava cuando se analiza la presencia de estaciones a nivel local. Por ejemplo, Cuajimalpa, en la Ciudad de México, tiene sólo siete estaciones a pesar de que en esa localidad radican 173 mil 625 habitantes; es decir, por cada 25 mil hay una estación de servicio en promedio. Xochimilco, que tiene 415 mil habitantes, cuenta con ocho estaciones de servicio, es decir, 52 mil habitantes por estación de servicio en promedio, de acuerdo con datos de la AMPES.

En el interior del país se observa todavía un escenario más complicado, pues en Yucatán, por ejemplo, la AMPES ha detectado al menos 52 municipios que no cuentan con ninguna estación de gasolina.

La poca presencia de gasolineras en el campo respecto a la ciudad también afecta el precio que pagan los usuarios. Datos de la firma PetroIntelligence señalan que en las zonas rurales la gasolina cuesta 1 por ciento por encima del promedio de zonas urbanas.

Entre el primero de septiembre de 2018 y el 16 de abril de este año, la Magna observó un precio promedio de 19.64 pesos por litro para las zonas rurales, mientras que en las áreas urbanas promedió 19.46 pesos. Así la Magna fue 18 centavos más cara en promedio en el interior del país.

La Premium en zonas rurales observó un costo promedio de 20.86 pesos por litro, mientras que en urbanas, 20.74 pesos, siendo 11 centavos más cara.

En zonas rurales los precios de venta al público de gasolinas y diésel pueden ser más altos, respecto a zonas urbanas, a consecuencia de mayores costos logísticos, falta de competencia y oferentes únicos, dijo Misael Zepeda, experto de PetroIntelligence.

Para Arturo Carranza, especialista en energía de la consultoría Mercury, el mercado de gasolineras en México está en fase de construcción: No podemos esperar grandes resultados de la noche a la mañana. Debe haber avances en materia regulatoria para armonizar reglas y requisitos en los tres órdenes de gobierno y así agilizar aperturas.

El gremio de gasolineros se ha quejado de la excesiva regulación para abrir estaciones, ya que ésta puede variar dependiendo de la localidad, y se aplican reglas que prohíben instalar locales debajo de puentes vehiculares, además de que la gasolinera se debe desarrollar en una superficie mínima de 400 metros cuadrados, y no puede estar a menos de 30 metros de distancia de una antena de telecomunicaciones.

Además, el área de despacho de combustibles no puede estar a menos de 15 metros del dispensario y de lugares donde haya gente, así como de transporte colectivo. Las plantas de almacenamiento y distribución de otros petrolíferos deben estar a 100 metros de distancia de la estación, entre otras medidas.

Si nos va bien, podemos tardar entre 18 y 24 meses para construir una estación de servicio; si nos va mal, pueden ser tres o cuatro años. Me gustaría que hubiera una homologación de normas a nivel país; hoy las reglas son diferentes a nivel federal, estatal y municipal. Eso limita la competitividad y va en contra de la apertura comercial, dijo Luz María Gutiérrez, directora general de G500.

A eso se suma la lentitud con que avanza la aprobación de los permisos por parte de los reguladores, ya que desde enero de este año hay un total 189 solicitudes para construir nuevas gasolineras, que están en la lista de asuntos pendientes por resolver en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), los cuales representan una inversión varada de nueve mil 450 millones de pesos, dijo Isaías Romero.

Otro factor que dificulta al mercado de las gasolineras se relaciona con la importación, ya que 89 por ciento que se vende en el país es comprada por Petróleos Mexicanos , cifra que equivale a 16.5 mil barriles diarios a mayo de este año, mientras que las empresas privadas importaron sólo 11 por ciento, es decir, 1.9 mil barriles diarios, de acuerdo con los datos de la Sener.

Por Adrián Arias

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial.

AMLO socava confianza: EU