Pemex promete transparencia

Rocío Nahle dijo que para la licitación de la refinería tendrán el esquema libro abierto

En una solicitud de acceso, un particular requirió, entre otra información, documental respecto al proyecto de inversión de la refinería Dos Bocas en Tabasco. FOTO: CMIC
Para este año, el gobierno federal aprobó 50 mil millones de pesos. FOTO: ESPECIAL

Pemex controlará y administrará la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco, con altos estándares de transparencia a las compañías convocadas.

No se les va a dar un cheque en blanco, Pemex no va a soltar el control de la refinería y va a tener una administración del proyecto en todo momento, dijo la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, en el marco del México WindPower 2019, tras cuestionarle sobre el hecho de que las compañías convocadas han sido investigadas por corrupción.

En este sentido, Nahle explicó que el proyecto se realizará mediante un esquema conocido como open book coste estimated o libro abierto y costos estimados.

Este mecanismo se aplica en obras de infraestructura y consiste en implementar una total transparencia para compartir información, que previamente sólo estaba disponible para la alta dirección, con los empleados de todos los niveles de la empresa. Así el convocante de obra conocerá todos los costos reales para la realización de la misma, además del margen que el contratista pudiera añadir a esos costos.

Nahle detalló que durante un mes se celebrarán las juntas de aclaraciones con los consorcios convocados: Bechtel-Techint; WorleyParsons-Jacobs; Technip y KBR, a fin de que entreguen sus propuestas el 18 de abril, para que Pemex tome una decisión.

Reiteró que se eligió a las empresas con mayor experiencia en construcción de refinerías: El proyecto no puede hacerlo cualquier constructora, se trata de las más grandes y capaces, añadió.

 

Por Adrían Arias

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2Oro negro debe pagar 930 mdd a sus acreedores. Foto: Especial

Oro Negro va a la quiebra