Obstrucción de gasoducto eleva costo de construcción: Carso Energy

Detalló que ante la interrupción procedió la aplicación de las cláusulas 9 y 22 inciso (vii) del contrato que se tiene con la CFE, mismo que formó parte de las condiciones de la licitación

Esta problemática, añadió, encarece la obra y los gastos financieros
Esta problemática, añadió, encarece la obra y los gastos financieros FOTO: Cuartoscuro

Carso Energy aseguró que la interrupción en la construcción del gasoducto que desarrolla para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el norte del país encarece la obra y los gastos financieros.

En respuesta a las declaraciones del director general de la CFE, Manuel Bartlett, la subsidiaria de Grupo Carso sostuvo que la construcción del gasoducto se ha visto interrumpida significativamente en 16 tramos que suman 86 kilómetros, que han retrasado en más de un año la conclusión del proyecto y que continúan obstruyendo el concluir los 620 kilómetros.

Esta problemática, añadió, encarece la obra y los gastos financieros, pero en especial afectando al país que no cuenta con un combustible de precio reducido que le permita ofrecer precios de energía eléctrica competitivos.

La obstrucción a la construcción del gasoducto representa un elevado costo para la construcción y terminación del gasoducto y en especial, como señalamos antes, a la CFE al impedirse el acceso a gas natural de muy bajo costo para la eficiencia y competitividad de sus operaciones, manifestó en un comunicado.

Detalló que ante la interrupción procedió la aplicación de las cláusulas 9 y 22 inciso (vii) del contrato que se tiene con la CFE, mismo que formó parte de las condiciones de la licitación.

Carso Energy sostuvo que, ganó tres concursos en procesos internacionales, transparentes y públicos. Los dos primeros para ser construidos y operados en los Estados Unidos, asociados con Energy Transfer Partners y Mastec con el 49 por ciento y Carso Energy con el 51 por ciento.

Estos dos gasoductos están operando desde hace más de dos años y pasaron la certificación Foreign Corrupt Practices Act que exige por Ley Estados Unidos. Mientras que para el lado mexicano adquirió la tubería, todos los equipos, herramientas y materiales necesarios para su construcción, además de contratar para a ello al consorcio integrado por CICSA, FCC y Nuova Ghizzoni, sin que el proyecto pueda iniciar operaciones.

Por Nancy Balderas

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Mer K-2El crecimiento se da porque Cancún y la Riviera Maya han aumentado su recepción de extranjeros por avión. Foto: AFP

Crece segmento de tiempo compartido