Negociar sobre el azúcar fue difícil, dice Ross

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el titular de Comercio de EU, Wilbur Ross, acordaron mantener las exportaciones mexicanas de azúcar

Ildefonso Guajardo y Wilbur Ross. AFP.
Ildefonso Guajardo y Wilbur Ross. AFP.
Netlog

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el titular de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, acordaron mantener las exportaciones mexicanas de azúcar, sin imponer aranceles, pero con la condición de reducir la venta de azúcar refinada.

El secretario Ross reconoció que ha sido una negociación difícil con México, declaración que Ildefonso Guajardo confirmó y aseguró que estos tres meses de reuniones fueron la antesala de cómo serán las discusiones sobre la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que comenzarán a mediados de agosto.

El azúcar siempre ha sido un punto muy delicado en la relación México-Estados Unidos. En el Tratado de Libre Comercio, a pesar de que entró en vigor en 1994, el azúcar no pudo entrar de manera libre como fue en 2008. No es la primera vez que en el tema del azúcar México y Estados Unidos tienen diferencias, relató.

LO QUE SE GANÓ

México evitó que se impusieran aranceles superiores al 40 por ciento que se generan por la investigación dumping y subsidios que hubiera impedido exportar un solo kilogramo de azúcar a Estados Unidos, explicó Guajardo.

En entrevista con El Heraldo de México, Guajardo comentó que también se logró que la cantidad comprometida para la exportación de azúcar al país vecino seguirá siendo la misma que se logró en 2014.

Prácticamente todo nuestro excedente azucarero, como lo hemos hecho en 2015 y 2016, seguirá siendo exportado a Estados Unidos. Lo que cambia es la división entre azúcar refinada y azúcar cruda, dijo.

En 2016, recordó, México exportó 60 por ciento de azúcar cruda y 40 por ciento del producto refinado y a partir del acuerdo el país sólo podrá exportar 30 por ciento de refinado y 70 por ciento de azúcar cruda.

Baja 10 puntos porcentuales de nuestro límite de exportación de azúcar refinada. Eso es lo que cambia en el acuerdo para garantizar que llegue el azúcar cruda a las refinadoras estadounidenses, señaló.

Aseguró que el pacto no es un borrador sino un acuerdo, pero todavía falta ponerlo en términos legales.

El acuerdo está, existe. Están negociados todos los términos y no se pueden cambiar, reiteró.

Estados Unidos solicitaba el 85 por ciento de azúcar cruda y 15 por ciento refinada.

Además de imponer cuotas compensatorias en contra del azúcar procedente de México que oscilan entre 40.48 y 42.14 por ciento por la investigación de dumping y 5.78 a 43.93 por ciento por la de subsidios. Am- bas fueron desechadas.

Wilbur Ross comentó que como parte del acuerdo se suben mínimos a los que podrá entrar el azúcar mexicana a Estados Unidos de 22.25 centavos de dólar por libra sube a 23 centavos para la cruda. Para el azúcar refinado, el precio aumentará de 26 centavos por libra a 28 centavos de dólar.

Guajardo concluye que como en todo acuerdo no todo mundo saca todo lo que quiere, pero lo importante es tener un equilibrio que impida distorsionar las condiciones de comercio.

 

Por José Carreño y Pierre-Marc René

¿Te gustó este contenido?