Menor apetito por deuda mexicana

Inversionistas se deshicieron de 178 mil millones de pesos en 5 meses

Foto: Especial.
Foto: Especial.

El apetito de los inversionistas extranjeros por deuda gubernamental mexicana va en descenso, en medio de la incertidumbre política interna, la persistente amenaza que representa Pemex para las finanzas públicas y los riesgos de una baja adicional en la calificación soberana.

Al 18 de julio, los inversionistas foráneos tenían en sus manos 2.095 billones de pesos en deuda gubernamental, el segundo menor nivel en la actual administración, sólo después del observado el 13 de diciembre (2.091 billones)

Del 8 de febrero, cuando se registró el punto más alto en el actual gobierno (2.27 billones), al 18 de julio, los inversionistas se deshicieron de 178 mil 178 millones de pesos en bonos nacionales, equivalente a una baja de 7.83 por ciento.

La incertidumbre por las decisiones de gobierno siguen pesando. Existen temores sobre Pemex y un recorte adicional en su calificación y en la del país, comentó Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex.

En su opinión, más que salida de capitales, se observa un menor interés de los inversionistas extranjeros para comprar deuda mexicana, sin duda hay una menor participación a consecuencia de la incertidumbre

El menor interés por bonos mexicanos se intensificará a medida que el Banco de México reduzca sus tasas de interés y, con ello, reste atractivo al mercado de deuda.

Actualmente, el menor apetito ha sido limitado por las altas tasas que tiene el Banco de México.

Federico Rubli, socio de MAAT Asesores, descartó una salida abrupta de capitales del país, aunque sí espera una tendencia negativa para las siguientes semanas.

Analistas anticipan que el Banco de México recorte sus tasas en 25 puntos base a más tardar en septiembre, lo que podría ser el inicio de un ciclo bajista,

Gráfico: Paul D. Perdomo

Por Fernando Franco

edp

¿Te gustó este contenido?