Medicamentos, con fácil acceso

El DOF publicó nuevas reglas para acceder a medicinas, principalmente de Asia

En su página de internet, la OMS expone que la lista de medicamentos precalificados no constituye un respaldo del organismo ni una garantía de idoneidad para el uso en un producto farmacéutico, ni eficacia para el tratamiento. Foto: Especial
En su página de internet, la OMS expone que la lista de medicamentos precalificados no constituye un respaldo del organismo ni una garantía de idoneidad para el uso en un producto farmacéutico, ni eficacia para el tratamiento. Foto: Especial

La Secretaría de Salud publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) cambios a la Ley General de Salud para facilitar la entrada de medicamentos, principalmente, de origen asiático, con la finalidad de bajar costos, pese a que no son regulados por una autoridad sanitaria.

Los estudios clínicos, de bioequivalencia y estabilidad que todas las farmacéuticas estaban obligadas a presentar ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para garantizar su seguridad, eficacia y calidad, ya no serán necesarios para aquellas empresas internacionales, sólo les pedirán que su producto esté precalificado en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando este organismo no es una autoridad regulatoria.

Incluso ayer el Presidente exhortó a los proveedores de medicamentos a que actúen con honestidad y que no estén queriendo jugar a la vencidas, al poner condiciones para venderle al gobierno. Advirtió que comprarán las medicinas en cualquier otra parte del mundo.

Con la disposición de la Secretaría de Salud, publicada el 29 de marzo pasado en el DOF, farmacéuticas y analistas opinaron que se incrementarán los riesgos de que ingresen al país medicamentos de síntesis química, biológicos y biocomparables de mala calidad que pondrán en peligro la salud de los pacientes, reducirán su efectividad incrementando los reingresos hospitalarios (lo que implica mayor gasto para el gobierno) y pone a las farmacéuticas nacionales en desventaja.

El presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Patrick Devlyn, explicó a El Heraldo de México que las farmacéuticas presentes en la lista de precalificados de la OMS fueron certificadas por los órganos reguladores su país de origen que no son de referencia, como lo es la Cofepris a escala internacional, y con estudios de poblaciones que no tienen las mismas características epidemiólogas que la mexicana.

El director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos , Juan de Villafranca, dijo que sigue siendo la responsabilidad final del fabricante del producto farmacéutico garantizar que el ingrediente activo, tal como se acepta en principio, sea adecuado para su fabricación.

En su página de internet, la OMS expone que la lista de medicamentos precalificados no constituye un respaldo del organismo ni una garantía de idoneidad para el uso en un producto farmacéutico, ni eficacia para el tratamiento.

 

Por NANCY BALDERAS

¿Te gustó este contenido?