Más gente busca otro empleo

Para cubrir sus gastos, se sumaron 224 mil 600 personas a la subocupación

Analistas consideran
que la subocupación también es reflejo de los
bajos salarios. Foto: Cuartoscuro
Analistas consideran que la subocupación también es reflejo de los bajos salarios. Foto: Cuartoscuro

En el primer semestre del año, cerca de 224 mil 600 personas se sumaron al grupo de la población que buscó un segundo empleo para cubrir sus gastos, ya que con lo que gana en su actual trabajo le es insuficiente y tiene tiempo disponible para desempeñar otras labores.

A ese fenómeno se le conoce como subocupación. En la primer mitad del año, en promedio, 7.22 por ciento de la población ocupada aseguró estar en esa condición, el mayor nivel desde 2016. Ello implica a cerca de 3.92 millones de personas, de acuerdo con datos estimados a partir de las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De enero a junio de 2018, la tasa promedio fue de 6.93 por ciento, equivalente a 3.69 millones de personas.

Las cifras son resultado de la desaceleración económica y la menor generación de empleo formal que se registró en la primera mitad del año, comentó Héctor Magaña, coordinador de Análisis e Investigación del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey.

En su opinión, la subocupación también es reflejo de los bajos salarios y la necesidad que hay de mejorarlos, así como los altos niveles de informalidad, que en muchos estados es mayor a 50 por ciento de la población ocupada.

Juan Carlos Alderete, economista senior para Banorte, destacó que la subocupación aumentó por cuarto mes consecutivo. En junio llegó 7.55 por ciento, el nivel más alto desde septiembre de 2017. Señaló que la informalidad también registró un ligero repunte, al pasar 56.4 a 56.8 por ciento de mayo a junio.

Consideramos que el aumento del empleo informal, en conjunto con una mayor subocupación, podrían estar reflejando una mayor holgura del mercado laboral, reflejando la desaceleración. Esta situación, dice, es un viento en contra para el consumo.

En su reporte, el Inegi informó que el desempleo promedio en México fue de 3.50 por ciento de la PEA en la primera mitad del año, frente a 3.31 por ciento de 2018. En junio, la tasa llegó a 3.54 por ciento, lo que implicó que 1.98 millones de personas no tuvieron trabajo.

Creemos que la tasa de desempleo continuará subiendo, reiterando con nuestro pronóstico de cierre de año aún en 3.6 por ciento, comentó Alderete.

BAJOS NIVELES

Standard & Poor’s aseguró que la productividad laboral en México apenas creció 0.4 por ciento, en promedio, en la última década, frente a 4 por ciento que se incrementó en el resto de los países emergentes.

Si la productividad no mejora, y la participación de la fuerza laboral tampoco lo hace, la economía mexicana crecerá, en promedio, a una tasa más cercana a 1.5 por ciento, y no a 2 por ciento, en la siguiente década, expresó.

Gráfico: Miguel Ulloa

Por Fernando Franco

edp

¿Te gustó este contenido?